Carromero, en una declaración grabada en Cuba tras el accidente por el que se le juzgó / EFE-Archivo



El dirigente de Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero, dormirá el fin de semana en casa si la Secretaría de Instituciones Penitenciarias da su visto bueno mañana a la propuesta de la cárcel de Segovia, donde está preso, de que se le conceda el tercer grado o régimen abierto. La Junta de Tratamiento de la prisión segoviana ha propuesto el tercer grado para Carromero, que fue condenado en Cuba a cuatro años por el accidente de tráfico que el pasado 22 de julio en el que murieron los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero.

El trabajo garantizado por el Ayuntamiento de Madrid le ha ayudado
La propuesta asegura que Carromero reúne los requisitos exigidos para la concesión del régimen abierto, como el arraigo familiar, el tipo de delito, la conducta del interno o que el preso tenga un empleo. Precisamente, el Ayuntamiento de Madrid ya anunció que si Carromero accede al tercer grado, volverá a su puesto de trabajo en la Junta de Distrito del barrio de Moratalaz de la capital, como asesor técnico eventual.

Las "modelidades más benignas" del tercer grado
Con la concesión del tercer grado, el dirigente de las juventudes del PP podría beneficiarse de medidas como acudir a prisión para dormir o permisos de fines de semana e, incluso, no tendría siquiera que pernoctar en el centro penitenciario si Prisiones decide que los controles sean telemáticos. El abogado del preso, José María Viñals, dijo recientemente que haría lo posible para que Carromero disfrutara de las "modalidades más benignas" del régimen abierto, como podría ser que el condenado portara una pulsera para controlar sus movimientos y no tener que acudir a la cárcel.

Una condena que se cumpliría en 2016
De todos modos, hasta mañana no se sabrá la decisión final ni las condiciones que le impondrá Instituciones Penitenciarias, que deberá informar antes a la Fiscalía. Según la liquidación de la condena que dictó la Audiencia Nacional, de los cuatro años que se le impusieron a Carromero por homicidio imprudente en Cuba, ya había cumplido en la isla 159 días. Por tanto, de los 1.460 días de pena, le quedaban por cumplir en España 1.301, aunque en la cárcel de Segovia ha dormido ya doce días. La condena, según esos cálculos, se cumpliría el 21 de julio de 2016.

Llamazares ve "un trato de favor"
Carromero llegó a Madrid el pasado 29 de diciembre, procedente de La Habana, en aplicación del convenio bilateral de ejecución de sentencias penales que España y Cuba mantienen desde 1998 y que establece que las penas impuestas en el país caribeño a españoles podrán ser cumplidas en centros penitenciarios de nuestro país. Ante la propuesta de tercer grado, el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares ha asegurado desde su cuenta de Twitter que "lo de Carromero es un trato de favor, contrario a la justicia y al convenio bilateral para el cumplimiento de penas. Indultos y privilegios".

A Ignacio González le parece "fenomenal"
Sin embargo, al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, le ha parecido "fenomenal" la decisión de la Junta de Tratamiento "porque se dan los requisitos" para que el dirigente juvenil del PP sea clasificado en tercer grado. Hasta que se produzca la decisión final, el presidente madrileño ha pedido que se le dé "el mejor trato posible, por razones obvias, dentro del cumplimiento de los trámites y de la normativa penitenciaria".