Todos los medios tienen este jueves como protagonista a Ana Mato, la ministra caída, tarde y en el peor de los momentos, la víspera del debate en el Congreso sobre corrupción. Todos dedican sus editoriales al asunto, incluidos los dos periódicos más afines al PP, La Razón y ABC, y aplauden el adiós a la ministra, la de los recortes, el ébola y por siempre, la Gürtel. En un editorial en El País, se afirma que "Mariano Rajoy se encuentra en una posición insostenible", que "el Gobierno carece de nervio, de ideas y de credibilidad para la regeneración de la democracia".

La ministra de los recortes, el ébola y la Gürtel
En portada, El País enfrenta la noticia con el titular “El caso Gürtel golpea al Gobierno y fuerza a Rajoy a relevar a Mato”, y ya en páginas de interior puede leerse que “Ana Mato dimite para no hundir a Rajoy” o “El presidente fuerza la salida de la ministra ante su gran pleno anticorrupción”.

elpais.750

El diario de PRISA recuerda que se trata de “la ministra que gestionó los recortes en atención primaria y dependencia”, que dejó a los inmigrantes irregulares sin la cobertura general y con quien “la ley de asistencia a dependientes quedó moribunda”. Asimismo, subraya que “la crisis del ébola desprestigió su mandato”.

El presidente del Supremo debe dejar a Ruz la instrucción
En un artículo, Ernesto Ekaizer pide al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, que “deje a Ruz acabar su trabajo”, es decir, que no le quite la instrucción del caso Gürtel, que el juez está llevando a cabo de manera ejemplar.

Se recuerda en el artículo que el juez ha concluido la investigación iniciada en agosto de 2008, y que al caso Gürtel se ha unido el de los papeles de Bárcenas. Ruz es un juez en comisión de servicios en la Audiencia Nacional que se renueva cada seis meses y que puede durar hasta dos años: comenzó en junio de 2013 y vence el 24 de junio de 2015. Está en manos de Lesmes decidir si a finales del presente año retira al juez de la instrucción, ya que vence la prórroga de seis meses o le da la oportunidad de otra prórroga hasta junio de 2015.

La Justicia marca los tiempos del presidente
En la portada de El Mundo: “Rajoy deja caer a Mato” y en páginas interiores: “Mato se va para que siga Rajoy”. El editorial reprocha a Rajoy que haya esperado a que “la Justicia le marque los tiempos” y recuerda que el auto del juez “le estalló a Rajoy en el peor momento”: en la víspera de ir al Congreso al debate sobre corrupción.

Para el diario de García-Abadillo, está claro que Rajoy ha forzado la salida de su ministra, ya que hasta horas antes del anuncio del cese, ella decía estar tranquila, y añade que el presidente del Gobierno podría ahorrarse este mal trago si la hubiera destituido hace meses.

elmundo.750

Lucía Méndez da claves de por qué Rajoy tardó tanto
El diario incluye artículos de Victoria Prego, que titula “Una salida inevitable, una presencia dañina”, y de Lucía Méndez,  que da alguna clave sobre por qué Rajoy se ha empeñado en mantener a Mato a pesar de sus errores como ministra y la pesada losa de Gürtel.

“Después de la derrota de 2004, se retiró durante un tiempo al Parlamento Europeo y Rajoy –que nunca ha olvidado que el 13-M ella fue casi la única dirigente que permaneció dentro de una sede asediada por manifestantes- la devolvió al aparato del PP en 2008, tras su etapa como eurodiputada.

Mato, como el PP, en decadencia
"El PP y Mato crecieron juntos, se desarrollaron juntos y juntos afrontan también la decadencia”, escribe Lucía Méndez en su artículo “La niña unida al PP por un cordón umbilical”, y que termina de esta manera: “Por una extraña justicia poética, el PP y Mato crecieron juntos, se desarrollaron juntos y juntos afrontan también la decadencia”.

"Rajoy no tenía más opciones"
ABC opta en su portada por el titular: “La sombra de la trama Gürtel tumba a Ana Mato”, y en el editorial: “Una dimisión necesaria”. El diario apunta ideas como que “la salida” de la ministra “debió producirse desde hace tiempo”, que “Rajoy no tenía más opciones”, porque “no cabía otra salida tras el auto de Ruz”; dice que la ministra representaba “un problema político”. Además, aplaude a Rajoy porque, según afirma, “ha actuado con la contundencia que hasta ahora se le ha echado en falta. Un acertado mensaje a su electorado”.

abc.750

No es Granados, pero debió irse ya
Entre los columnistas, Luis Ventoso dice que Ana Mato “no es Granados, pero debió irse ya”, y le concede el beneficio de la duda: “Tal vez, en efecto, se vio burlada por la picaresca de su cónyuge. Pero el desdoro existía”. Al presidente, le recuerda aquel refrán gallego: “Amiguiños sí, pero la vaquiña por lo que vale”.

El pulpo, del garaje a la Moncloa
Antonio Camacho titula su columna “El pulpo en el garaje” para concluir al final de su artículo que el “pulpo” terminó “varado en la Moncloa”. Para Camacho es “tan difícil que Ana Msto haya sido nombrada ministra como que haya tardado tanto en dejar de serlo”,  y cree que “su permanencia en el cargo obedecía a una ley no escrita de la política que impide entregar al adversario cualquier cabeza que este pueda colgar de una pica”.

“Su nombramiento obligaba a preguntarse qué clase de favores prestados quiso premiar el presidente”, añade Camacho.

En el PP, alivio
ABC
recoge declaraciones de cargos populares tras la dimisión. “El PP, del malestar con Ruz al alivio por la salida de Mato”, dice el titular de la información en la que se asegura que “algunos dirigentes piden a Rajoy una remodelación amplia del Gobierno”. En cuanto a la ministra, dicen los citados cargos que “la “situación era insostenible”, un “lastre” para el presidente y “una muerte anunciada”.

La Razón opta por una frase de Rajoy con la que se pretende lavar la imagen del presidente: “Hay que ofrecer una respuesta firme ante los escándalos”. Y debajo: “Moncloa fuerza el cese de Mato ante el debate contra la corrupción”

El editorial es un manifiesto a favor del presidente del Gobierno, que empieza con el titular: “Dimisión ejemplar”.

larazon.750

“No parecía adecuado que Ana Mato se mantuviera como un Gobierno que está empeñado en la lucha contra la corrupción y que ha llevado a cabo una notable labor legislativa parea dotar a la sociedad de nuevos instrumentos legales que garanticen la transparencia de las instituciones”. Este párrafo del editorial habla por sí solo.

Artículo del presidente, incluido
El diario de Marhuenda incluye un artículo de Rajoy, con el titular: “Recuperar la confianza, reafirmar la ejemplaridad”, en el que el presidente no para de justificarse: “Lamentablemente, ningún delito -como todos sabemos- puede erradicarse por un primer acto de la voluntad del legislador. Nadie puede obligar a nadie a ser decente por ley”, dice el presidente.

En su artículo Rajoy descubre que los casos de corrupción “demuestran que la corrupción que nos escandaliza es mala” y anuncia que “el Gobierno se ha puesto a la cabeza del empeño contra la corrupción”.