Miércoles 31 de enero. Íñigo Errejón, acude al círculo de Podemos de San Sebastián de los Reyes.  El secretario de cambio político y análisis estratégico de la formación morada respalda públicamente la labor que se está llevando a cabo desde el círculo de esta localidad madrileña y pide apoyo para contribuir al cambio político en la Comunidad de Madrid las próximas elecciones autonómicas.

Catorce días después del mencionado acto, la secretaría de Organización de Podemos Madrid disuelve el círculo de San Sebastián de los Reyes.

La dirección del partido en Madrid defiende que con la disolución solo se persigue el objetivo de crear un nuevo círculo que esté vinculado únicamente a esta localidad madrileña (y que por tanto, no actúe de forma coordinada con la ciudad vecina de Alcobendas como hasta la fecha) y que englobe a “todas las fuerzas del cambio”.

La versión no oficial
Pero la versión no oficial de lo ocurrido dista mucho del relato oficialista. “Se trata del último ataque del secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar", a Iñigo Errejón, candidato ‘oficioso’ del partido en la Comunidad de Madrid. 

Fuentes internas del partido señalan que este tipo de estrategias se han convertido en habituales. “Las expulsiones, sanciones temporales, abandonos forzosos, desactivación de círculos… son herramientas que usa la dirección de Madrid para torpedear la candidatura de Iñigo Errejón y castigar a los militantes que le apoyan”, explican a ELPLURAL.COM. 

Sin embargo, el caso de San Sebastián de los Reyes parece haber colmado la paciencia de un buen sector del partido. Y es que la asamblea de constitución del nuevo círculo fue informada de manera extraña ya que no todos los miembros recibieron notificación.  

El día elegido para la celebración de la asamblea tampoco parece casual: miércoles 14 de febrero, día de los enamorados y a la misma hora que media España andaba pendiente del partido de Champions que enfrentaba al Real Madrid con el París Saint-Germain.

El regalo de San Valentín
“Ese fue el regalo envenenado de Espinar a Errejón en San Valentín: disolver el círculo que días antes le había apoyado para crear uno nuevo dificultando la votación de todos los miembros del partido”, lamentan fuentes del partido morado.

Una votación en la que además, según denuncia ‘OK Diario’, “Espinar recurrió a imputados por corrupción para retener el control del partido frente a Errejón”. 

En concreto, en la votación se permitió participar, entre otros, a Julián Serrano, expulsado del partido en enero del año pasado tras ser acusado de hacer ‘lobby’ a favor de la asociación que él mismo fundó.

“La relación de Julián Serrano y Ramón Espinar viene de tiempo atrás. El expulsado aupó a Espinar a la Secretaría General autonómica, Podemos Escucha. Además, Serrano coincidió con el padre de Espinar, Ramón Espinar Gallego con consejero de Caja Madrid de 2006 a 2010, tal y como aparece recogido en los informes de gobierno corporativo de la entidad disponibles en la CNMV”, se explica desde el diario que dirige Eduardo Inda.