El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso del PSOE contra la ley de reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha del pasado 21 de mayo, que sitúa en una horquilla de 25 a 35 el número de diputados autonómicos, frente al anterior intervalo que recogía de 47 a 59 parlamentarios. El recurso de inconstitucionalidad fue presentado por el grupo parlamentario socialista del Senado contra dicha ley. En concreto, los socialistas acusan a María Dolores de Cospedal de "pucherazo" al cambiar las reglas del juego con la intención de mantenerse en el poder. Emiliano García Page llegó a tildarlo de "golpe de Estado electoral".

En una providencia el Pleno del TC acuerda dar traslado de la demanda al Congreso de los Diputados, al Senado, a los gobiernos de España y de Castilla-La Mancha y al parlamento de esta comunidad autónoma, que dispondrán de un plazo de quince días para personarse en el procedimiento y formular alegaciones. En respuesta a la petición de suspensión cautelar de la norma realizada por los demandantes el tribunal acuerda recabar la opinión de las partes, a las que da los mismos días de plazo para informar al respecto.

La admisión a trámite no supone pronunciamiento alguno sobre el fondo del recurso, que el TC resolverá en próximas fechas. Así lo ha destacado el portavoz del Gobierno de Cospedal, Leandro Esteban, quien ha insistido en que es un mecanismo de "regeneración democrática" frente a las acusaciones del PSOE.

Tras la modificación del estatuto regional las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron el pasado 21 de julio con el voto a favor del PP y el rechazo del PSOE la reforma de la ley electoral regional, que supone reducir de 49 a 33 el número de diputados autonómicos para la próxima legislatura. En su recurso contra la reforma del estatuto el PSOE alega vulneración del sistema proporcional y arbitrariedad del sistema electoral.