El Tribunal Constitucional (TC) ha desestimado el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PSOE contra la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha que incluye una reducción del número de diputados para salvaguardar la mayoría popular. En definitiva, todo un pucherazo electoral. Con esta decisión, aprobada por unanimidad del pleno, el Tribunal avala, increíblemente, que con los solos votos de un partido se pueda cambiar el Estatuto de Autonomías de una Comunidad Autónoma. O lo que es lo mismo, para el TC sería constitucional que la mayoría del Partido Popular reformara la Constitución sin el apoyo de ninguna otra formación política, a no ser que existiera el artículo 167 que sitúa la necesidad de contar con los 3/5 partes( 210 diputados y 156 senadores) de ambas cámaras (actualmente. hay 350 diputados y 260 senadores) para sacar adelante la citada reforma.

EL TC elude los apoyos
Y es que para el TC la reforma de la Constitución necesita los citados 3/5, pero no así la “Constitución autonómica”, como son los Estatutos, y que en el caso de Castilla-La Mancha se aprobó “faltando el respeto a todos los grupos políticos”, dijo en su momento el PSOE, ya que la reforma del Estatuto no obtuvo ningún apoyo en el Congreso de los Diputados. Ni un solo parlamentario que no fuera del PP dio su visto bueno a esta “aberración democrática”. El Tribunal elude pronunciarse sobre este asunto, así como sobre la falta de apoyos. El Pleno rechaza que la reducción de parlamentarios, de los 53 actuales a un número que puede oscilar entre 25 y 35, vacíe de contenido la autonomía política de la Comunidad Autónoma convirtiendo a las Cortes de Castilla-La Mancha, según alegan los recurrentes, “en un órgano de tipo administrativo” y sustrayéndoles “su verdadera capacidad de hacer leyes como producto de la voluntad general”. Todavía tendrá que pronunciarse sobre el recurso contra la Ley electoral del Cospedal.

Protesta de los diputados socialistas en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ante el "pucherazo" de Cospedal Protesta de los diputados socialistas en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ante el "pucherazo" de Cospedal



Al PSOE le produce “sonrojo”
Sentencia, dada a conocer horas antes de que Cospedal presidiera el acto conmemorativo del Día de la Constitución en las Cortes de Castilla-La Mancha (¿casualidad?), que ha producido“sonrojo” al PSOE castellano-manchego. De ahí la indignación de su portavoz, Cristina Maestre, quien ha declarado que “si el TC interpreta que ese pucherazo y esa imposición unilateral es razonable, es que hoy más que nunca es necesario hacer una reforma constitucional para blindar esa esencia y esos valores de concordia y concertación", para seguidamente añadir: “por mucho que se haya desestimado” ese recurso, el PSOE “tiene clarísimo que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, impuso una trampa electoral porque veía que la única manera de ganar las elecciones era imponiendo esa reforma de manera unilateral”.

“Page pactará las reglas del juego”
La portavoz y vicesecretaria general del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, tiene claro que “a partir del mes de mayo del año que viene, en Castilla-La Mancha habrá un presidente, que se llamará Emiliano García-Page, que pactará las reglas del juego y el Estatuto de Autonomía con todos los partidos políticos”. Del mismo modo, ha recordado la negativa de Cospedal a retirar los aforamientos a los diputados regionales, así como los movimientos para que Ruz no siga investigando los papeles de Bárcenas, mencionando la crónica publicada por ELPLURAL.COM hace unos días sobre el nombramiento de vocal del Consejo General del Poder Judicial del procurador del gerente de Cospedal imputado en la mordida de los 200.000 euros.

Euforia en el PP
Quien está feliz, pletórica, es la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, que desde ayer conocía la sentencia del TC, según fuentes de su Gobierno, y que, sin embargo, el Tribunal la ha dado a conocer en la mañana de este viernes, justo el día en el que la también secretaria general del PP presidía los actos de la Constitución. Cospedal ha criticado a todos aquellos que piden reformar la Carta Magna (es fácil saber porqué) y ha mostrado su desaforado apoyo a un marco de convivencia que la mayoría de los partidos políticos, salvo el PP, pide reformar.