"Tenemos una deuda con los mayores, pues lo que tenemos nos lo han dejado ellos. Y no valen limosnas". Estas palabras bien podrían ser de los líderes de UGT o CCOO que lideran las manifestaciones de pensionistas de los últimos días, pero en realidad son de Carlos Osoro, el cardenal de Madrid.

La cabeza de la Iglesia de Madrid ha querido mostrar todo su apoyo a los jubilados que protestan por la escasa subida de sus pensiones del 0,25% que, ni siquiera, se asemeja a la del IPC y les condena a una perdida continuada de su capacidad adquisitiva.

Por ello, el religioso ha reclamado un sistema de pensiones digno apretando una vez más las tuercas al PP y al Gobierno de Mariano Rajoy. Es extraño ver a una figura de la alta jerarquía eclesiástica criticando al Partido Popular, y más si tenemos en cuenta que los medios de los obispos: COPE y TRECE hacen una gran labor protectora.

Pero el caso de Osoro está convirtiéndose en una excepción que empieza a molestar a los suyos. Escogido para el puesto en Madrid por el papa Francisco, han sido muchas las críticas que ha recibido por sus palabras o actuaciones que siguen la línea de renovación que prodiga el nuevo pontífice.

Concentración masiva jubilados frente al Congreso por las pensiones fuente. EFE

"Creo que es necesario", "hay que darles lo que se merecen". "Todo lo que hagamos por defender sus derechos es poco", ha insistido el cardenal de Madrid para defender los derechos de los jubilados mientras el PP se cierra en banda y asegura que poco se puede hacer. Hasta el presidente Mariano Rajoy ha asegurado que no se puede gastar lo que no hay, dejando a los pensionistas a su suerte.

La Virgen haría la huelga feminista del 8M

El apoyo a los pensionistas y sus reivindicaciones son es el único asunto en el que Carlos Osoro se ha enfrentado con su postura a la presentada por el PP y el Gobierno de Rajoy.

Mientras que los sindicatos y los partidos de izquierdas apoyan una huelga completa y feminista para el 8M, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el PP no apoyará la huelga ni siquiera con paros de dos horas, el mínimo acordado.

La rechaza tajantemente con un ideario muy polémico en el que aseguraba que es una huelga “elitista” y que fomenta el enfrentamiento social.

Sin embargo, este religioso, en vez de seguir la estela de la Conferencia Episcopal en defensa del PP, ha mostrado una idea muy contraria: apoya la huelga pues cree que la haría hasta “la Santísima Virgen María".

“Lo comprendo, claro (que las mujeres hagan huelga el 8 de marzo). Hay que defender sus derechos. Lo haría también, lo hace también de hecho, la Santísima Virgen María", ha asegurado Osoro.

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro. Flickr Diocesis de Madrid

Cenando con Manuela Carmena

Y es que, en apenas tres años, la Iglesia de Madrid ha pasado de estar liderada por un obispo ultraconservador que vive en un lujoso ático de 400 metros cuadrados con 6 habitaciones, 4 baños y una imponente terraza, a estar dirigida por un cardenal que predica la misericordia y el perdón y que cena, junto la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con los sin techo en Nochebuena

El encuentro se produjo cuando la alcaldesa de Madrid asistió a la cena de Nochebuena para personas sin hogar organizada por la ONG Mensajeros de la Paz, del padre Ángel.

Alrededor de 200 personas sin hogar cenaron con un menú elaborado por el chef Martín Berasategui mientras la prensa más conservadora y los sectores también conservadores de la Iglesia veían con malos ojos que Osoro compartiera mesa con Carmena.