A la Marea Atlántica no le han hecho falta acusaciones de la ‘herencia recibida’ para demostrar la mala gestión del anterior gobierno del PP en el Ayuntamiento de A Coruña. Simplemente su alcalde Xulio Ferreiro ha colgado en la web municipal el informe encargado al interventor pensando que, a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Las conclusiones del informe económico del Ayuntamiento en los últimos años son demoledoras para el PP, que dejan al municipio prácticamente en la ruina como resultado de los “pagos y cobros presupuestarios en los últimos ejercicios, desde el 2011 hasta el actual 2015”. En los anteriores años de gobierno socialista, el informe muestra que los ingresos estaban equilibrados con los gastos.

La gestión del PP ha dejado al consistorio con una deuda de 39 millones de euros en este 2015, el peor dato de la serie histórica según el trabajo del interventor.

Riesgo de impago
El informe recoge que el nuevo equipo de Gobierno se encontró con una situación en la que los gastos fueron muy superiores a los ingresos en los solo cuatro años del gobierno popular, hecho que ha provocado un “riesgo de que la solvencia a corto plazo del Ayuntamiento resulte deficitaria e insuficiente para dar cumplimiento de forma puntual a sus deberes económicos”.

Según informa el Ayuntamiento en su propia página web, esta pésima situación en la que ha dejado el consistorio la anterior corporación del PP “podría provocar consecuencias legales como la eventual intervención de tutela financiera por parte de la Xunta de Galicia”.

Para paliar esta situación, el nuevo equipo de Gobierno de la Marea Atlántica, que ganó las elecciones al Partido Popular por solo cuatro votos y gobierna junto con el PSOE, ha iniciado ya medidas para reducir el gasto y mejorar la recaudación.