José Antonio Monago, el presidente de la Junta de Extremadura, es el presidente autonómico del PP que 'dispara' más rápido. Él y su equipo de gobierno. Y además, quizás porque como le recordó su 'compañero' valenciano Fabra, depende del apoyo de Izquierda Unida, va de 'electrón libre y rebelde'.

La carrera por ser los primeros en 'desenfundar'
Este jueves por la mañana se conoció que Bruselas decretaba la ilegalidad del llamado 'impuesto del céntimo sanitario' ('mal' llamado céntimo, porque siempre es más, y a veces, casi cinco céntimos). Sólo horas después, la Junta extremeña, a través de su gabinete de prensa hacía pública una nota  de prensa que titularon "Extremadura suprimirá el céntimo sanitario". Más rápido imposible.



Quizás demasiado. Al menos para el ministro Montoro, que ha tenido que recordar que es necesario ver primero quién devuelve el importe mal recaudado, si las autonomías o el Gobierno central, y que hay que coordinar lo que se va a hacer a partir de ahora. Pero la nota da para más, porque muestra muy bien el funcionamiento de la Junta de Extremadura bajo el mandato de Monago.

Monago "conocía la ilegalidad del céntimo sanitario" cuando accedió al poder...
En la nota de prensa se recuerda, lo que es absolutamente cierto, que fue el gobierno socialista de Guillermo Fernández Vara el que estableció el 'céntimo sanitario' en Extremadura. En concreto, a partir de enero de 2011, por 'el céntimo sanitario' el precio de las gasolinas en esta comunidad autónoma se incrementó 2,4 céntimos por litro. Y en el debate previo que se celebró en la Asamblea Regional, José Antonio Monago, como dice la nota de su gabinete de prensa, "sostuvo que contaba con serias advertencias de legalidad sobre este impuesto".

La nota aún va más lejos, de hecho, y asegura en su último párrafo que "el Ejecutivo (de Monago) cuando accedió al Gobierno conocía la ilegalidad del céntimo sanitario", y asegura que pidió al Gobierno de España "que reformase el impuesto para que fuera legal".

..., lo que no fue obstáculo para subirlo al máximo legal
La nota del gabinete de prensa de la Junta 'olvida' sin embargo recordar algunas otras cosas. Por ejemplo, que a pesar de oponerse cuando estaba en la oposición, y de "saber que era ilegal", cuando llevaba el actual gobierno extremeño un año ejerciendo decidió, contra lo que había anunciado en su programa electoral, duplicar el 'ilegal' céntimo sanitario, y pasarlo de los 2,4 céntimos hasta los 4,8 céntimos. Es decir, el tope máximo que permitía el Gobierno central.

Claro que, igual que hizo Rajoy posteriormente, también había prometido José Antonio Monago rebajar los impuestos, y sin embargo ese mismo día, 21 de junio de 2012, que duplicó el 'céntimo sanitario', anunció igualmente la creación de un canon del agua para los extremeños, y de la subida de la ecotasa a las eléctricas.

"No soy la Vírgen de Fátima..."
Eso sí, como escusa para 'duplicar' una tasa que dice que siempre supo que era ilegal, José Antonio Monago no ha encontrado mala disculpa: la crisis. Bueno, la crisis y que, como él mismo dejó claro en su última intervención en la Asamblea, no es "la Virgen de Fátima", por lo que no se le pueden pedir 'milagros'.