El 2 de febrero de 2013 María Dolores Cospedal anunciaba como gaviotas al viento que los dirigentes del Partido Popular publicarían sus declaraciones de renta y que firmarían bajo juramento un documento negando sobresueldos. Seis meses después, solo Mariano Rajoy ha realizado el streptease económico anunciado por la secretaria gerneral del PP, que este viernes, además, ha rechazado la propuesta del PSOE de Castilla-La Mancha para que los representantes políticos presenten sus declaraciones de IRPF. O lo que es lo mismo, Cospedal se ha opuesto a secundar sus propios postulados así como la decisión pública de Rajoy de dar a conocer sus cuentas, como también lo ha hecho el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, donde quedó probado que en una década el ahora jefe de oposición ganó medio millón de euros menos que el popular.

¿Por qué Cospedal quiere ocultar sus cuentas?
En este sentido, nadie entiende la negativa de Cospedal (llamada en otro momento la bien pagá) de dar a conocer sus cuentas de Hacienda, “máxime si el presidente del Gobierno y del PP ha publicado sus datos fiscales de los últimos diez años”, dice un líder socialista, para seguidamente apostillar: “¿Por qué, entonces, la secretaria general, que anunció un streptease total de todos los líderes conservadores, se opone ahora a publicar sus datos de Hacienda? ¿Qué oculta Cospedal?”. La pregunta es lógica, porque si como ella siempre dice ser una de los políticos más transparente de España no debería tener problemas a la hora de publicar sus rentas de verdad, no las que aparecen en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, donde se pueden hacer todo tipo de trucos y cambalaches.

Los cónyugues, ni tocarlos
Los socialista han llevado sus propuestas de transparencia hasta los cónyugues de los altos cargos, a   los que que también exigen que publiquen sus rentas. Como era de esperar, el PP de Cospedal se ha opuesto con uñas y dientes y han tumbado la iniciativa del PSOE que buscaba la publicación de las  declaraciones de IRPF y patrimonio de los último diez años de maridos y esposas. De ahí que el portavoz parlamentario socialista llamara la atención sobre el hecho de que "Cospedal impide en Castilla-La Mancha lo que han hecho, por ejemplo, el señor Rajoy el Rubalcaba". Y es que cuando se pronuncia el nombre de Ignacio López del Hierro, todo es hermetismo, silencio y oscurantismo.

Duplicidad de cargos
El PSOE ha querido llevar su propuesta de transparencia hasta el desempeño de cargos orgánicos, proponiendo que el presidente o presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no pueda compatibilizar este puesto con un cargo ejecutivo en la dirección nacional de un partido político. Una propuesta también rechazada por el rodillo popular y que ha llevado al portavoz socialista a afirmar que: "Puede seguir usted haciendo lo que hasta ahora, señora Cospedal, pero los ciudadanos de Castilla-La Mancha cada vez tienen más claro que dedica su tiempo y tiene su cabeza en el caso Bárcenas, y no en los problemas de Castilla-La Mancha".