Continúa el levantamiento de alfombras que está haciendo el Gobierno de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid y le ha llegado el turno a la Caja Mágica, una de las grandes infraestructuras creadas en la capital durante la época de Gallardón.

La delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, y el de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, han anunciado que propondrán al resto de grupos del Consistorio la creación de una comisión de investigación y la celebración de un Pleno Extraordinario por los sobrecostes de este recinto deportivo, cifrados en un 110 por ciento, lo que supone el equivalente al presupuesto de Deportes durante 20 años, como han explicado en una rueda de prensa en la propia Caja Mágica. Además de a Ciudadanos y PSOE, la propuesta será enviada también al PP "por una cuestión formal", aunque se muestran convencidos de que no la apoyarán. Además, en función de los datos que vayan conociendo, se reservan llevar a cabo "acciones legales".

Construcción "anómala"
Según han anunciado los dos concejales, el equipo de Gobierno tiene de momento "indicios" de que la construcción de la Caja Mágica fue "anómala" debido a que más de 41 por ciento de los contratos fueron modificados lo que supuso pasar del coste inicial de 85 millones de euros a 205. Carlos Sánchez Mato ha asegurado que existen "indicios de fraccionamiento de contratos que los ve cualquiera".

Juicio con la constructora
Además, por estos sobrecostes inmensos el Ayuntamiento tiene abierto un proceso judicial con la constructora FCC y ante el cual está negociando esxtrajudicialmente para resolverlo, previsiblemente, en tres semanas. Lo que ambos delegados han explicado es que han decidido sentarse y llegar a un acuerdo para "minorar los costes para las arcas publicas", en palabra de Celia Mayer. "No se tiene que invertir ni un euro más en este proyecto", ha remachado. Todo eso sin obviar las "costas desproporcionadísimas" en caso de perder el juicio u "onerosísimas" incluso ganando.

"No tenían provisionado ni un euro"
El concejal de Economía y Hacienda ha dejado claro que se encuentra asombrado porque, ante una "demanda tan descomunal" como la presentada por FCC, la empresa municipal encargada de la obra, Madrid Destino, "no tenía provisionado ni un euro por el quebranto económico que le supusiera el juicio". "Hay una negligencia en la observación de los principios básicos de prudencia y solvencia de esta empresa pública y todo para no llamar la atención ante el problema que se cernía sobre ella", considera Sánchez Mato.

El PP rechazará el acuerdo de Botella
El "acuerdo transaccional" que negocia Ahora Madrid fue iniciado por la exalcaldesa Ana Botella, según ha explicado el propio concejal, y gira en torno a los 7 millones de euros. Además, ha recordado que, pese a ello, en la Comisión de Economía de esta semana el PP adelantó que se "opondría frontalmente a ese acuerdo".

Acuerdo transparente
Sobre los contactos con FCC, el concejal de Ahora Madrid ha explicado que el clima es "muy bueno" y que es "muy optimista con la negociación", pero que "hay un elemento que esta Corporación jamás acordará" y ese es que incluya términos confidenciales, algo que sí aparecía en el borrador del anterior Gobierno municipal.