El periódico de Intereconomía, lejos de recoger la declaración ante el juez de Peñas -que ratificó su denuncia del "chiringuito" que tenía montado la trama Gürtel en Valencia gracias a su cercanía con ciertos altos cargos del PP-, carga contra él por violento. "El exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas, descubridor de la Gürtel gracias a sus grabaciones, insulta y amenaza al público", titula el diario. Según su versión, al abandonar la sala empujó a una señora del público y amenazó a otro de los asistentes con "partirle la cara". Además, asegura que dejó la sala gritando "¡Este juicio es una mierda!" y llamando "hijo de puta" a su abogado.

"Absolutamente falso"
Nada que ver con la realidad. "Es absolutamente falso", asegura el abogado de Peñas, Ángel Galindo, quien reconoce un altercado en un pasillo cuando un hombre se acercó al exconcejal y le llamó al oído "sinvergüenza", pero la cosa quedó ahí. En su opinión, el Tribunal Superior de Justicia de Valencia debería adoptar medidas para evitar que puedan producirse hechos como éste. Niega asimismo rotundamente haber sido insultado por Peñas.

Posibles medidas legales
A su vez, Peñas cree que estas informaciones sólo buscan "amedrantar" a los testigos para desacreditarles y ya ha encomendado a su abogado estudiar medidas legales contra La Gaceta por un posible delito de injurias y calumnias.

Contra el sastre...
No es el único testigo en este juicio que se plantea demandar a La Gaceta. Según ha podido saber ELPLURAL.COM el llamado sastre de Camps podría emprender acciones legales también por injurias por la información publicada este viernes. El diario asegura que José Tomás fue despedido de la tienda que confeccionó los trajes del presidente valenciano y los otros altos cargos por falsear facturas . Tal información la apoya en una sentencia que dice exactamente todo lo contrario. Se trata del auto del Juzgado de lo Social número 8 de Madrid que declaró improcedente su despido.

...manipulando una sentencia
En él, la juez Pilar Varas García sí habla de facturas falsas pero exonera al sastre de cualquier responsabilidad sobre las mismas. Es más, la sentencia obligaba a Eduardo Hinojosa, propietario de la tienda, a readmitirle o a indemnizarle con 232.500 euros. El PP se sirvió en su momento de las acusaciones del empresario contra el sastre para desacreditar la denuncia contra Camps y apuntar a una supuesta conspiración. José Tomás ya le ha ganado ocho juicios a Hinojosa por la vía laboral. Además está pendiente de que se resuelvan dos querellas admitidas contra su antiguo jefe por injurias, calumnias y falso testimonio. Está previsto que José Tomás preste declaración en el juicio el próximo lunes.