El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha dictado un auto por el que ha citado a declarar como testigo en el caso Gürtel a la presidenta del Partido Popular madrileño y expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. El magistrado la convoca con la intención de interrogarle sobre las actividades del que fuera su consejero de Deportes Alberto López Viejo mientras ella presidía la Comunidad.

La expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y su exconsejero Alberto López Viejo. EFE/Archivo La expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y su exconsejero Alberto López Viejo. EFE/Archivo



En el auto, Ruz expresa cómo ha dado salida así a una petición realizada por el Partido Socialista de Boadilla del Monte, personado en la causa. Eso sí, el juez no ha puesto fecha aún a la comparecencia ante él de Esperanza Aguirre. La Fiscalía Anticorrupción informó en su momento en contra de esta diligencia, al entender que la expresidenta regional no debía tener conocimiento directo, ni participar, en la forma en que se contrataban las empresas que organizaban sus actos públicos.

López Viejo era un consejero cuyo peso, desde mucho antes de ser nombrado, trascendía la responsabilidad de la cartera de Deportes del Gobierno madrileño. Es muy conocida en el ambiente del PP madrileño su estrecha relación con Aguirre, que le tenía como uno de sus favoritos, lo que le permitía actuar de una manera muy importante en la preparación de sus actividades políticas.