Política
El magistrado de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González. EFE/Archivo
El magistrado de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González.
|
Fuente
:
EFE/Archivo

Recusación masiva contra el nuevo juez de Gürtel por su “amistad íntima” con el Partido Popular

Todas las acusaciones populares apuntan a los cursos de FAES, su nombramiento en el CGPJ y a su ascenso de la mano de los conservadores

806
Jue, 21 Dic 2017

Todas las acusaciones populares personadas en las diferentes piezas del caso Gürtel han respondido al unísono ante el golpe judicial a cámara lenta en la Audiencia Nacional y han pedido al unísono la recusación del juez Juan Pablo González. En los últimos días El Plural ha revelado varios informaciones que demuestran la fuerte vinculación de este magistrado con el Partido Popular.

González fue colocado en el tribunal de Gürtel con un cambio de última hora que le situaba como redactor de las sentencias de cuatro piezas vitales para el Partido Popular: los papeles de Bárcenas o Caja B, la visita del papa a Valencia, el caso Jerez y la pieza de AENA.

Según ha revelado El Plural en los últimos días, González ha participado en varios cursos de FAES, la fundación del Partido Popular, fue elegido como vocal del CGPJ gracias al PP y con los votos de senadores salpicados por Gürtel y sus artículos de opinión no dejan lugar a la duda sobre su ideología cercana al partido conservador. Por no hablar de sus actuaciones en su carrera judicial, como el apoyo a los magistrados que querían negarse a casar a parejas homosexuales alegando sus creencias religiosas.

El Plural ha accedido a todas las recusaciones de las acusaciones populares: ADADE, PSPV, DESC e Izquierda Unida, en las que piden que el juez Juan Pablo González sea apartado de las causas por las razones desveladas por este periódico. Unas razones que además comparte con Enrique López y Concepción Espejel, jueces que ya fueron apartados del caso Gürtel por sus vinculaciones con el PP: cursos FAES, ascenso gracias al PP, cercanía ideológica…

Recusación del PSPV

Por ejemplo, la acusación popular del PSPV, personada en piezas como los papeles de Bárcenas o Caja B, la visita del papa a Valencia, Jerez y AENA, recoge en la recusación que ha presentado para estos tres casos todos esos aspectos. Habla de su carrera judicial y el nombramiento de González por parte del Consejo de Ministros, firmado por Soraya Sáenz de Santamaría, como juez de enlace en París, un codiciado puesto con un sueldo elevado y poca carga de trabajo. También sus vinculaciones familiares con el PP debido a que su hermano ha tenido relevantes puestos públicos con este partido y su ascenso al CGPJ con votos de senadores del PP vinculados a Gürtel.

En su escrito, la acusación popular del PSPV no sólo pide que se abra “incidente de recusación” contra Juan Pablo González, también adopta la misma vía que se realizó con Enrique López por su participación en los cursos de FAES. De esta manera, pide a la Audiencia Nacional que requiera a FAES los cursos en los que ha participado así como “los emolumentos, dietas o cualquier otra retribución” que hubiera cobrado González, dado que López llegó a cobrar 13.000 euros de la fundación por su participación.

Además, en la recusación del PSPV en la pieza de la visita del papa a Valencia se incluye una interesante tabla que compara la carrera judicial de Juan Pablo González con la historia del Partido Popular en los últimos años. Una estrategia ilustrativa que demuestra como los grandes hitos de la trayectoria del magistrado coincide con los episodios de mayoría absoluta del PP.

La recusación apela al artículo 219 de la Ley Orgánica del Poder Judicial que señala como a la “amistad íntima” con alguna de las partes o el “interés directo o indirecto” como causas para apartar a un juez de una causa. Y señala las “dudas, serias dudas, sobre una imparcialidad subjetiva” del juez Juan Pablo González dada su “amistad íntima” con el Partido Popular.

Además, señalan su “afinidad ideológica” con el PP, algo que está “reservado constitucionalmente” y sobre lo que no se puede indagar. Pero en este caso, se trata de una afinidad “notoria, pública y publicitada por el mismo afectado”.

La acusación popular del PSPV incluye numerosa jurisprudencia que señala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal Constitucional que señala que la imparcialidad debe ser también aparente: “No sólo debe impartirse Justicia; también ha de verse cómo se imparte”. Precisamente es la misma jurisprudencia que se aceptó para recusar a Enrique López y Concepción Espejel por razones que ahora González aúna en su persona.

Recusación de ADADE

Por su parte, ADADE, la asociación de Abogados que consiguió llevar a Mariano Rajoy a declarar como testigo en el primer juicio de Gürtel, también recoge la votación del PP en el Senado que nombró a González vocal del CGPJ y que contó con el apoyo de “un acusado en una de las piezas separadas de esta causa”.

También citan los cursos de FAES a los que acudió González y en los que coincidió con un encausado en Gürtel. ADADE recuerda que FAES es el “alma ideológica del PP”. Además, recuerda que como era patronos de la fundación varios dirigentes del PP que aparecen en los apuntes contables de la contabilidad paralela de Bárcenas: “Mariano Rajoy Brey, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre, Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Jaime Ignacio del Burgo, Jaime Mayor Oreja, Eugenio Nasarre, Rodrigo Rato y Federico Trillo-Figueroa”.

Sobre su carrera judicial, ADADE también destaca que “diez de los veintiocho años de cuya carrera judicial ha permanecido en cargos para cuyo nombramiento ha sido impulsado por dicho partido”, y que en dicho impulso han participado “personas que son objeto de acusación en esta causa única”.

ADADE pide la recusación de Juan Pablo González porque “se considera que existe el peligro de un prejuicio” ante el que la Justicia tiene que mantener “la necesaria equidistancia” y recuerda que no se habla de “remotas sospechas o dudas arriesgadas, sino de temores fundados a partir de hechos constatables”.

Recusación de Izquierda Unida

La recusación de la acusación popular que une a Izquierda Unida, la Asociación Libre de Abogados (ALA) y la Asociación CODA Ecologistas en Acción está referido al caso de los papeles de Bárcenas o de la Caja B del PP y alega el supuesto “descrédito” que podría sufrir el Partido Popular que está en el Gobierno si fuese condenado en Gürtel, lo que a posteriori "reduciría las expectativas que el magistrado puede tener de que el PP siga instando y promocionando su carrera judicial".

Esta recusación también incide en la “amistad manifiesta” de González con el partido que está acusado en el caso Gürtel como responsable civil subsidiario. Además, apunta a las informaciones de Público sobre la íntima amistad del magistrado González con el ex ministro del PP Jaime Mayor Oreja, cuyo hermano José Mayor Oreja aparece en la contabilidad B del Partido Popular, objeto de esta causa, como la persona que entregó 165.000 euros en dinero negro al Partido Popular, a través de Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, en el año 2008”.

Por ello, Izquierda Unida también alega el artículo 219 de la LOPJ que apunta a la “amistad íntima” y al “interés directo” como razones para recusar a un magistrado. Y añaden que, en caso de volver a pedir la citación de Mariano Rajoy como testigo, sería injusto que González lo resolviese porque “se aparta de los parámetros de transparencia, confianza e igualdad el que decida sobre dicho extremo cuando ha quedado acreditado la relación de afinidad que mantiene con el citado Partido y quienes gobiernan el mismo”.

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM