Política
Eduardo Inda durante su declaración en la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos en el Senado - senado.es
Eduardo Inda durante su declaración en la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos en el Senado

Podemos se querella contra Inda y Riobóo por sus "falsas acusaciones" sobre sus vínculos con Venezuela e Irán

Acusa al director de 'OK Diario' de utilizar documentos falsos para desprestigiar a la formación y a Pablo Iglesias

2K
Mar, 14 Nov 2017

Podemos se querellará contra el periodista Eduardo Inda y el antiguo colaborador de Pablo Iglesias, Enrique Riobóo, por sus "falsas acusaciones" en el Senado sobre sus vínculos con Irán y Venezuela. Ambos aseguraron ayer en la Comisión de Investigación sobre la Financiación ilegal de los partidos políticos acusaron a la formación de financiarse a través de estos países.

El partido de Pablo Iglesias ha anunciado la querella en un comunicado en el que argumentan que “su testimonio puede constituir un delito de Falso Testimonio del art. 502.3 del Código Penal”.

“Podemos ha nacido y ha vivido financiado desde países extranjeros y, concretamente, desde Venezuela”, afirmó Eduardo Inda en respuesta a las preguntas del portavoz del PP en el Senado, Luis Aznar, con quien exhibió plena sintonía. Por su parte, Riobóo, director del canal 33, dio testimonio en el mismo sentido.

Los argumentos de Podemos

Podemos insiste en que Riobóo era consciente de la falsedad en la que incurría su testimonio, "puesto que participó de una de las más de 10 querellas y denuncias relativas a la falsa financiación ilegal de Podemos que han sido archivadas por los tribunales". 

A Inda, le acusa de utilizar documentos falsos: "Recurrió a algunos de los documentos que, según dijo, realizó una brigada policial específicamente creada para obstaculizar la investigación de los escándalos de corrupción del PP y perjudicar a adversarios políticos". Según denuncia Podemos, trabajaba en "estrecha colaboración" con Eugenio Pino con el fin de dañar la imagen de Pablo Iglesias con documentos como el informe Pisa.