Esta es la conclusión principal de un estudio que un equipo de científicos, especializado en estudio del envejecimiento, del Instituto  Buck de Estados Unidos ha publicado en la revista PNAS. Una de las cosas que sugieren los científicos es que el tomar gran cantidad de antioxidantes podría tener efectos negativos para el envejecimiento de la piel. Regenera la piel joven herida, pero no la piel de un individuo maduro.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40532","attributes":{"class":"media-image aligncenter size-full wp-image-16758","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"534","height":"266","alt":"Alimentos ecol\u00f3gicos m\u00e1s antioxidantes"}}]]Los ensayos se hicieron con ratones y constataron que los que producían grandes cantidades de radicales libres dañaban las mitocondrias de su piel -las mitocondrias son orgánulos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular-. Esto aceleraba las características del envejecimiento, incluyendo la regeneración del tejido dañado. El cierre de heridas se producía con rapidez en ratones jóvenes, sin embargo en ratones de edad avanzada la proliferación de células epidérmicas era limitada y el número de células madre epidérmicas reducido, lo que retrasaba el cierre de las heridas. “Nuestros hallazgos descubren, dice el estudio,  un efecto sorprendente beneficioso de la disfunción mitocondrial en la edad joven -cierre de la herida acelerada-, y un mecanismo potencial para la regeneración epidérmica reducida a edades más avanzadas -frenar el agotamiento de las células-.

¿Esto significa que los antioxidantes son malos? No, significa que tendremos que estudiar más los efectos y sobre todo el estudio revela que los antioxidantes tan venerados, sobre todo en edades avanzadas, como elemento de retraso del envejecimiento de la piel, no es tan determinante.

Homeostasis tisular  -el mantenimiento funcional y estructural de los diferentes órganos- disminuye con la edad, en parte porque las células madre / progenitoras no pueden auto-renovarse o diferenciar. Debido a que el daño mitocondrial puede acelerar el envejecimiento, hemos probado la hipótesis de que menoscaba la disfunción mitocondrial derivan renovación celular o función. Nuestros resultados muestran un efecto beneficioso sorprendente de la disfunción mitocondrial en edades jóvenes, proporcionar un mecanismo potencial para la disminución de la regeneración epidérmica a edades más avanzadas, e identificar un papel dependiente de la edad no identificados previamente por las mitocondrias en la calidad de la piel y el cierre de la herida.