Patatas con cabracho

 

Cazuela de cabracho con verduras.

¿Con qué?

Uno o dos cabrachos o cualquier otro pescado de roca, tres zanahorias, una cebolla, dos tomates, un puerro, dos patatas, aceite de oliva, una copa de vino blanco seco, perejil, pimentón y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la pescadería que nos limpien el pescado, nos lo corten en rodajas y nos den la cabeza, con ella hacemos un caldo con agua y sal y reservamos. En una cazuela con dos cucharadas de aceite rehogamos ligeramente el pescado y reservamos, pochamos la cebolla, el puerro –cortados en tiras- las zanahorias peladas y cortadas en dados, lo mismo que las patatas, los tomates sin piel y sin pepitas, removemos bien, vertemos el vino, espolvoreamos perejil y pimentón y cubrimos con el caldo de la cabeza. Dejamos cocer a fuego medio durante quince minutos, salamos, añadimos el pescado y el jugo que haya soltado, esperamos que cueza cinco minutos más, moviendo la cazuela de vez en cuando, apagamos, reposa tres minutos y servimos a todos de todo con caldo.

Tomates rellenos de aguacate

 

 

Tomates rellenos de guacamole.

¿Con qué?

Seis tomates de ensalada al gusto, dos cebolletas medianas, dos aguacates, aceite de oliva, sal y limón.

¿Cómo?

Cortamos los tomates por la mitad y les retiramos la pulpa y la reservamos; en un cuenco ponemos el aguacate pelado y cortado en rodajas, la pulpa de los tomates, la cebolleta cortada en dados, aliñamos con sal, vinagre y aceite, removemos bien todo tratando de hacer una crema con el aguacate y el tomate con los dados de la cebolleta y rellenamos los tomates con esta pasta –guacamole-. Servimos un tomate –dos medios- por comensal.

Fresón con nata.

El precio de esta propuesta está sobre los 12 euros.