Poder hacer regalos a tus seres queridos es una de las mejores sensaciones que produce la Navidad. Hacer feliz a alguien que quieres con un detalle despierta un sentimiento especial acorde con el espíritu navideño. Y durante estas fechas existe más de una exusa para regalar, pero también recibir.

A los tradicionales regalos de Papa Noel y los Reyes Magos, se suman los de muchos grupos de amigos que organizan un Amigo Invisible, una tradición muy extendida en España, pero de la que muy pocos conocen el origen. 

Existen varias versiones que explican dónde nació uno de los juegos más extendidos y que cada año cuenta con más adeptos. Cada una de ellas, trata de buscar dónde y cómo nació el Amigo Invisible. Te lo contamos:

Uno de los posibles orígenes nos remonta a la Venezuela del siglo XIX. A las mujeres casadas o comprometidas, no se les tenía permitido tener amigos íntimos y mucho menos, recibir regalos de ellos. Pero como tantes veces pasa, hecha la ley, hecha la trampa.

En aras de saltarse la prohibición, los grupos de hombres y mujeres idearon un plan. Se reunían y sacaban aleatoriamente un papelito con el nombre escrito de la persona a la que tenían que regalar. Lo que empezó por llamarse "compadre de papelito" o "compadre secreto de papelito", acabó traspasando fronteras y se convirtió en Amigo Invisible.

De Venezuela viajamos al viejo continente. Escandinavia es una zona origen de muchas tradiciones europeas. Si Papa Noel vive en Finlandia, el Amigo Invisible también puede tener su origen en el norte de Europa. Allí se conoce como Julklapp, un término que viene de las palabras Jul (Navidad) y Klapp (dar golpes a la puerta), ya que en Escandinavia la tradición a la hora de dar regalos es dar varios golpecitos a la puerta, abrirla y dejar los obsequios en el suelo. 

A la hora de hacer el Julklapp, los escandinavos van más allá de escribir el nombre de la persona a la que hay que regalar y lo que hacen es escribir una dedicatoria o una poesía y después, adivinar a quién va dirigido. Una ardua tarea a la hora de saber a quien debes regalar pero que al mismo tiempo se trata de un ejercicio de imaginación para así conocer, más profundamente, a tu ser querido.

Finalmente, la tercera teoría nos lleva, como no, a Estados Unidos. En Kansas vivió Larry Dean Stewart, un hombre al que cada año, en Navidades, la suerte se ponía en su contra. En una época en a que debe primar la felicidad, el destino le jugaba siempre una mala pasada. Hasta que un día, gracias a una inversión en una televisión por cable, pudo lamer las mieles del sueño americano y se hizo millonario. 

Como era un buen tipo, comenzó una altruista tradición. Cada Navidad enviaba dinero de forma anónima a quien lo necesitara. Años más tarde, enfermó de cancer y reveló su identidad. Así nació la leyenda del Santa Claus Secreto.

Sea como sea, el Amigo Invisible es una tradición asentada en nuestro país y miles de españoles participan cada año. Para algunos un quebradero de cabeza, para otros una excusa para regalar y ser regalado.