Este gran país que se llama España

Quiero expresar con la prudencia necesaria que requieren los tiempos que atravesamos, pero con la crudeza que obliga, la máxima de: “A grandes males, grandes remedios”

Hacia un Bretton Woods II

Dando un salto en el tiempo, y reflexionando sobre esta crisis, que padecemos ahora, en este mundo globalizado, hoy podíamos decirle a los dirigentes chinos lo mismo que nos dijeron a nosotros, implicarse.

Ponerle rostro al Mercado

No nos equivoquemos, el enemigo no es Europa, el enemigo (lo he dicho en muchas ocasiones) es la Nueva Alianza Brutalista del Mercado: los ideólogos, los grandes especuladores y sus centros de poder económicos mundiales y los prestamistas.