Uno de los grandes problemas que afectan a un número mayor de población española es el desempleo. Según las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas, el paro se encuentra en los primeros lugares en lo que a preocupación de los españoles se refiere, un temor que tiene a su vez reflejo en el día a día y en otros factores y situaciones de la vida cotidiana visibles para todo el mundo.

Por ello, más allá de discusiones políticas (entre formaciones y sus representantes, entre Gobierno y oposición, entre patronal y sindicatos) lo más importante es poner en marcha medidas que de verdad persigan dar la vuelta a las dramáticas cifras de personas sin trabajo.

De este modo, cabe subrayar los más de 120 puntos de formación que la Obra Social "la Caixa" ha articulado a través de su programa de integración laboral, Incorpora.

Campaña viral
Precisamente, dentro de la crudeza más real que esconden los impersonales números, hay que prestar atención a ciertos colectivos que presentan mayores dificultades a la hora de encontrar un empleo. En ellos se centra Incorpora.

¿Cómo sensibilizar acerca de los obstáculos a los que tienen que hacer frente estas personas? Una vez más la entidad ha recurrido a la viralidad de vídeos en los que se cuenta la experiencia de personas, con nombres y apellidos, que permiten que el conjunto de la sociedad ponga cara a quienes se encuentran con obstáculos mayores para acceder al mercado laboral debido a sus propias circunstancias, por ejemplo, por el hecho de encontrarse en prisión en la última fase de la condena.

[youtube]https://youtu.be/N1hO4QNaKhk[/youtube]

Acciones formativas
La situación que viven miles de familias en nuestro país es límite. Por ello, este tipo de iniciativas persiguen paliarla persiguiendo el objetivo de incrementar las opciones de acceder al mercado laboral a esos colectivos especialmente castigados. En total, en los puntos de formación se desarrollarán 369 acciones formativas, divididas en grupos de 20 participantes y con una duración media de entre 250 y 300 horas.

Según las previsiones de Incorpora, hasta 8.000 personas pueden pasar por estos programas de formación a lo largo de este año. Uno de los aspectos a subrayar es que cada una de los cursos mencionados incluye prácticas no laborales en empresas, incidiendo así en el apartado de la experiencia.

Cabe recordar que esta iniciativa de la Obra Social "la Caixa" no es nueva, ni mucho menos. Funciona desde hace casi una década tiempo en el que se ha centrado en situaciones de especial vulnerabilidad, con personas discapacitadas, parados de larga duración, ex reclusos, jóvenes en riesgo de exclusión, inmigrantes y víctimas de violencia de género, etc.