Es un secreto a voces que todas las grandes compañías de servicios en internet comercializan los datos de los usuarios o monitorizan sus actividades en la red con la excusa de poder dar un mejor servicio.

Todos estos datos personales, conocidos como big-data como la localización, las búsquedas en internet o el número de teléfono, son uno de los bienes más preciados para el negocio de las grandes compañías como Facebook, Google o Apple (las conocidas como OTT - Over The Top) y contra las que Telefónica y otros operadores de telecomunicaciones tienen una guerra abierta.

Ahora, la compañía que dirige José María Álvarez-Pallete ha dado un paso más y ha presentado sus ideas para una innovadora herramienta que, según afirmó en el XXX Encuentro de Telecomunicaciones de Santander, devolverá a los usuarios el control sobre todos sus datos, incluso pudiendo cobrar por ellos a estas multinacionales.

“No creo que los clientes sepan realmente lo expuestos que están. Si algo es gratis, es que tú eres el producto”, afirmó el primer ejecutivo de Telefónica.

La ‘cuarta plataforma’

Con el objetivo de lanzar la que ya se ha bautizado como ‘cuarta plataforma’ (las otras tres son las de redes, sistemas y servicios) en los primeros meses de 2017, Telefónica se encuentra ahora mismo desarrollando la mejor manera de, de forma sencilla y en tiempo real, “otorgarles a todos los usuarios el control de los datos generados por el consumo que hacen de nuestros productos y servicios, así como de los generados cuando navega por nuestras redes”, han explicado a ELPLURAL.COM desde Telefónica.

Pero la multinacional española no se ha quedado ahí y, para dar aún más la batalla a las grandes compañías erigiendo la bandera de la privacidad de los usuarios, plantea la posibilidad de que estos cobren por el uso de sus datos que ahora Google o Facebook, entre otros, toman gratis.

Buscando la fidelidad

Con esta iniciativa, Telefónica busca “generar confianza entre nuestros usuarios en el uso que hacen de internet”, según han explicado a ELPLURAL.COM desde la compañía. La nueva herramienta será gratuita e incluirá, además de la información que ya obtienen las aplicaciones de internet, toda la que recopila la compañía de telecomunicaciones de los usuarios y con la que no comercia.

“Telefónica tiene más información sobre sus usuarios que cualquier empresa de internet. Ellos utilizan algoritmos, pero nosotros tenemos datos de consumo real, de lo que compran, de lo que gastan, de sus preferencias… Pero, a diferencia de esas empresas, Telefónica no va a vender esa información, sino que va a ponerla en manos de sus dueños, a quienes se les ha expropiado, para que ellos decidan con las herramientas de red y de software precisas qué hacer y cómo rentabilizar esos datos”, afirmó el presidente.

Con esta agresiva iniciativa, la compañía española termina así con el proceso de transformación que comenzó hace años para convertirse en una Data-Driven Company y ofrecer a sus clientes un servicio personalizado.

Desde Telefónica también han informado a este diario que los detalles de implementación del servicio se irán revelando en los próximos meses.