La dirección de Prisa ha notificado al comité intercentros de la Cadena SER su propuesta definitiva de recorte salarial y de derechos que va a aplicar a su redacción central. La  propuesta ha provocado un profundo malestar entre los trabajadores y ha sido calificada por los propios representantes sindicales de la SER como una "imposición". La dirección impone una rebaja salarial de un 4% de media a los trabajadores, aunque será gradual según los tramos salariales, pero ni siquiera se compromete a no ejecutar un ERE a corto o medio plazo.

Renuncia a derechos
La rebaja salarial que hay puesto Prisa encima de la mesa es una horquilla que va del 3% a los salarios de menos de 21.000 euros anuales al 6,5% para quienes cobren más de 80.000 al año, pero además la empresa exige la congelación del plus de antigüedad lo que supone que ese concepto desaparecerá a partir de ahora de la nómina de los trabajadores de la SER, así como la renuncia a cobrar una subida salarial del 3,9% por atrasos que adeudaba la empresa y que la plantilla tenía reconocida por una sentencia de la Audiencia Nacional. No es la única renuncia, porque la dirección exige la congelación del sistema de promoción profesional vigente hasta la fecha, y según el cual a partir de determinados años de permanencia en una categoría, el trabajador tenía derecho a ascender a otra superior con la consiguiente ventaja laboral. Al desaparecer este sistema un trabajador puede entrar, por ejemplo, con 23 años como auxiliar de redacción y llegar a los 60 con la misma categoría. Los ascensos o no pasarán, a partir de ahora, a ser competencia exclusiva del criterio de los directivos.

Sin ERE "en estos momentos"
¿Qué ofrece a cambio Prisa? compromiso en firme ninguno, porque la dirección de la empresa solo ha garantizado que si los trabajadores aceptan los recortes se compromete a no realizar un Expediente de Regulación de Empleo "en estos momentos". En caso de que tuviera la necesidad de hacer el ERE porque la rebaja salarial y demás recortes los considerara insuficientes, se compromete a negociarlo antes con el comité. La empresa ofrecerá bajas voluntarias incentivadas de 45 días por año  trabajado, sin embargo solo compensarían acogerse a ellas a los trabajadores de edad avanzada.

O se firma o 300 despidos
La dirección de Prisa es tajante, o se acepta la propuesta o se aplicará con carácter inmediato un ERE que afectaría a 300 trabajadores. Por si eso no fuera suficiente, además aplicaría de forma unilateral la rebaja salarial, y ambas cosas las puede hacer amparándose en la reforma laboral aprobada por el PP. Tanto si les gusta a los trabajadores como si no, habrá rebaja salarial y si es pactada "de momento" no habrá ERE que nos e descarta en un futuro.

Ni a estrellas ni a autónomos
El comité intercentros ha reconocido ante los trabajadores que  no han tenido margen de maniobra para negociar, que la propuesta trasladada a los trabajadores no es un acuerdo y hablan claramente de "imposición". Uno de los temas que más malestar ha causado entre la plantilla es que estos duros recortes no afectaría a las 'estrellas' de su parrilla radiofónica ni a quienes colaboran con la SER como autónomos, circunstancia que provocará que la brecha salarial entre las figuras y directivos de la cadena y un simple redactor aumente. El próximo jueves 20 de marzo se realizará un referéndum en todas las emisoras afectadas para decidir si aceptan o no el acuerdo y en el que podrán votar unos 1.300 trabajadores.