El Gobierno está instalado en el triunfalismo más absoluto, que lidera el propio Mariano Rajoy. En ese afán se enmarcan las afirmaciones, este viernes, del titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien aseguró que "España es el gran éxito económico del mundo".  El ministro lo explicó de la siguiente forma: "Cuando uno examina un manuel de crecimiento económico, realmente España está en el máximo en ese manual, en la parte aplicada. ¿Cuáles son las teorías moderna del crecimiento económico? Las que sitúan a España junto a otros países, efectivamente asiáticos".

"Un fenómeno inédito"
Montoro se pronunció en esos términos en el debate El potencial de España que ha tenido lugar en la Escuela de Verano que el PP celebra en Gandia. Allí el ministro de Hacienda presumió de recuperación, de un "fenómeno inédito" que se está dando, según dijo, "a una velocidad que no era esperable" y que nadie pronosticó, ni el Gobierno ni los organismos internacionales.

"Nunca un país con un tipo de cambio fijo había conseguido un superávit de cuenta corriente de casi un 300%". "Esta ocurriendo un fenómeno inédito de un ajuste que permite que el país vaya a una velocidad que estamos rompiendo los pronósticos", ha insistido el ministro, que ha lamentado que "falta pedagogía" para explicarla.

La solución para los parados... mirar a los que trabajan
En un discurso sorprendente, Montoro ha llegado a dicho a los millones de españoles que están en el paro que "miren a la gente que está trabajando, miren la gente que va cada día a su trabajo, que ha sido capaz de encontrar trabajo, que ha emprendido y ha creado puestos de trabajo en nuestro país como nunca había ocurrido en nuestra historia. Somos el ejemplo del mundo".

Una "recuperación" que no ven los ciudadanos
El titular de Hacienda ha tenido que reconocer que esa supuesta recuperación de la que ha hablado no está llegando a las empresas y ciudadanos,  "pero no va a tardar", gracias, según ha puntualizado, a la reforma del sistema financiero. El ministro de Hacienda ha defendido el programa de reformas del Gobierno, que "están auspiciadas por el principio de estabilidad económica que es el que está en el proyecto político del PP".

Un discurso que no comparte ni Bruselas ni el G-20
Es el mensaje que el Gobierno lleva trasladando desde hace algunas semanas, incluido el presidente, Mariano Rajoy; la ministra de Empleo, Fátima Báñez; y el ministro de Economía, Luis de Guindos, pero que no coincide ni con los pronósticos del G-20 ni con los del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.  Como ELPLURAL.COM explicaba ayer, el baremo para determinar que una economía crece es que haya dos trimestres consecutivos de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), y hasta la fecha Rajoy no puede presentar ni un solo trimestre de crecimiento en casi dos años de su gestión. Al contrario, su curriculum son los 6 millones de parados, según la EPA, y una deuda pública cerca del 100% del PIB.

Una luz al final del túnel que no ve Draghi
En concordancia con Montoro, el ministro de Economía, Luis de Guindos, declaró días atrás al Financial Times que “empezamos a ver la luz al final del túnel”; sin embargo, el presidente del BCE,  Mario Draghi, ha dicho que la recuperación en Europa “está muy verde” y que no comparte "ese optimismo”.