Rajoy se comparó a sí mismo en el Debate del Estado de la Nación, es decir comparó las cifras de 2013 con las de 2012 pero eludió añadir que los dos son años de su gobierno. Ya no pronunció el nombre de Zapatero por una razón, porque todas las cifras de 2013, el proclamado año de la recuperación del PP, son peores que las de la herencia de Zapatero. Todas son peores que las del año 2011. No es una opinión, sino una realidad que cualquier ciudadano puede contrastar a través de los datos del Instituto Nacional de Estadística, Eurostat y el Banco de España.

El 2013 cerró con la tasa de paro más alta de la Democracia, un 26%, tasa que se superó en 2012. Sin embargo, Rajoy manipuló muy bien los datos para decir medias verdades que son mentiras completas. Sí, España está mejor que en el año 2012, cuando estuvo al borde del rescate, pero llegó al borde del abismo en el verano de esa año por responsabilidad absoluta de Rajoy, porque se negó a aprobar los Presupuestos hasta que no pasaran las elecciones andaluzas, no tomó en seis meses ninguna medida de emergencia y se plantó en Bruselas a decir que no cumpliría con el déficit.

Los datos del paro y empleo
Mariano Rajoy afirmó en el Debate que el año 2013 se cerró con 125.000 parados menos y es verdad, pero ocultó la explicación. En primer lugar, que baje el paro no significa que se cree empleo, es más puede bajar el paro y al mismo tiempo se pueden destruir puestos de trabajo, que es lo que pasó el año pasado. Bajó el paro porque bajo la población activa (los ciudadanos en edad de trabajar que buscan empleo), porque muchos parados ya no se apuntan a las oficinas del antiguo INEM o bien porque han terminado sus prestaciones o porque saben que no les va a servir de nada, y bajó el paro porque según distintos organismos, al menos 125 mil personas se han marchado de España en busca de un empleo. Tasa de paro, según Eurostat, en 2013 del 26% de la población activa, la segunda más alta de la Democracia tras la registrada en 2012. Rajoy tiene el récord de paro por muy contento que esté.

Déficit, deuda pública y Seguridad Social
Otro dato manipulado convenientemente por Rajoy fue el de afiliaciones a la Seguridad Social del pasado mes de enero. La actitud del presidente fue arrogante e invitó a la oposición a mirar los datos. Pues bien, los datos oficiales del propio Gobierno reflejan que la Seguridad Social cerró 2013 con unas pérdidas históricas.

España volverá a cerrar 2013 con un elevado déficit, es cierto que el mejor desde 2009, pero sigue siendo un dato del que no se puede presumir porque superará el 7% (7,5) y lo comprometido con Bruselas es un 6%. Pero lo realmente alarmante es el crecimiento enloquecido de la deuda pública, en los dos años de Gobierno de Rajoy ha aumentado la friolera de 250.000 millones de euros, ronda el cien por cien del Producto Interior Bruto y es el mayor nivel de endeudamiento público de España en cien años según Europa y Según el Fondo Monetario Internacional.

Los olvidados de Rajoy
Rajoy se felicitó por la competitividad que ha ganado España, porque ahora a la rebaja de sueldos (devaluación salarial) se le llama competitividad. Si a eso se une la subida de todos los impuestos y de servicios básicos como luz, agua y transporte, Rajoy olvidó que las familias españolas han sufrido la mayor  merma de renta disponible que se recuerda en tan solo dos años.

Ni una palabra de Educación o Sanidad en su discurso. Hablar de recortes y copagos no estaba en el guión de hoy. Por su puesto ya no existe la palabra 'Dependencia', cuyo sistema de ayuda levantó el Gobierno de Zapatero y que el Gobierno del PP sencillamente ha liquidado, como ha liquidado también la investigación científica y tecnológica.

Una aclaración
No llevaba mucho tiempo en la tribuna cuando Rajoy presumió que el gasto en pensiones era muy superior al de 2011, al igual que el gasto en prestaciones por desempleo. Lo hizo para presumir de gasto social porque si gasta mucho en políticas sociales no se le puede acusar de antisocial. Para que no nos tomen por tontos, ha aumentado el gasto en pensiones y paro respecto al 2011 por una razón muy sencilla: hay más parados y más pensionistas. Basta con entrar en la Web del Instituto Nacional de Estadística. Por cierto, Rajoy y su gobierno han recortado las prestaciones por desempleo, que como todo el mundo sabe pasan a ser del 50%  a partir del sexto mes en el paro.