¿Qué es SEPA?

SEPA es el acrónimo del término inglés Single Euro Payments Area, Zona Única de Pagos en Euros, el área creada para que particulares, empresas y organismos públicos puedan realizar sus transacciones en euro sin necesidad de utilizar dinero en efectivo. Con una única cuenta bancaria, se pueden realizar pagos y transacciones dentro de la Zona Euro. Gracias a ello, los agentes económicos pueden realizar y recibir pagos en euros en igualdad de condiciones, derechos y obligaciones independientemente de su ubicación (dentro de los países de la zona SEPA).

Forman parte de esta zona de pagos 34 países: 28 países europeos e Islandia, Mónaco, Liechtenstein, Noruega, San Marino y Suiza. En todos ellos, armoniza las operaciones de pago, sobre todo, a través de transferencias, domiciliaciones y tarjetas. Su principal ventaja y objetivo es facilitar las operaciones entre los países de Europa, para que se realicen como si fuesen transacciones nacionales.

Ejemplo:

“… las principales entidades bancarias españolas pueden llegar a aplicar a sus clientes una comisión mínima de hasta 18 euros por realizar transferencias bancarias nacionales y dentro de la Zona Única de Pagos en Euros (también, conocida como zona SEPA)”.

 

Los adeudos directos SEPA

Son las operaciones que permiten realizar cobros en euros, adeudando la cuenta del consumidor o empresa. Las hay de dos tipos: el adeudo SEPA básico o Core, en los que el acreedor y el deudor pueden ser particulares o empresas; el adeudo SEPA B2B, limitado a las transacciones entre no consumidores (empresas o autónomos).

 

El mandato SEPA

Es una orden de domiciliación en la Zona Única de Pagos en Euros. En ella, el deudor autoriza que el acreedor inicie los cobros en la cuenta indicada y autoriza a su entidad a cargar en su cuenta los adeudos presentados por el banco del acreedor.

 

Transferencias SEPA

Son transferencias SEPA todas las realizadas en territorio nacional como las emitidas en el Espacio Económico Europeo. Según el Reglamento UE 260/2012, el beneficiario debe recibir la transacción en un día hábil desde su ejecución. ¿Qué se necesita para realizar una transferencia SEPA? La Zona única de Pagos en Euros ha permitido normalizar las operaciones en la moneda comunitaria. En este sentido, realizar este tipo de transferencias internacionales (dentro del territorio europeo) es como hacerlo entre cuentas nacionales. Solo es necesario conocer el IBAN del beneficiario para poder identificar de manera inequívoca su cuenta.