El presidente del Banco de Santander ha fallecido a los 79 años a causa de un infarto. La entidad bancaria ha confirmado la noticia a través de una nota de prensa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El próximo 1 de octubre habría cumplido 80 años. Según ha podido saber ELPLURAL.COM la noticia ha provocado gran conmoción en su banco, el primero de España y uno de los más importantes del mundo, y en el mundo de las finanzas.

A estas horas todavía no se sabe nada de quién podría sustituirle. De acuerdo con lo previsto en el artículo 24 del reglamento del Consejo de Administración del Santander, hoy mismo se reunirá el propio consejo y la comisión de nombramientos para designar un nuevo presidente. Entre los candidatos está la hija de Botín, Ana Patricia Botín, actualmente consejera delegada de la filial británica del Grupo.