Economía
billetes de 50 euros
billetes de 50 euros
|
Fuente
:
Pixabay

Préstamos rápidos: ¿Es una opción recomendable de conseguir dinero express?

Esta opción le está plantando cara a los bancos ya que otorga la máxima rapidez posible, pide menos requisitos y facilita los trámites

0
Mié, 13 Sep 2017

En cualquier momento de nuestra vida podemos tener una urgencia económica de la que sólo podremos salir teniendo el dinero ya mismo. Lo más lógico sería confiar en el banco ¿no? Al fin y al cabo, estamos confiando en esta entidad para guardar nuestros ahorros y para pagar todas las facturas.

El problema de pedir un préstamo al banco es el tiempo que va a tardar en concederlo. Primeramente, nos pedirán toda una gran cantidad de requisitos y papeles para comprobar si somos candidatos a recibirlo. Esta documentación se debe de evaluar en detalle y si todo está correcto, habrá que esperar un tiempo a que nos ingresen el dinero.

Si nos van a cortar la luz por impago, el agua, si tenemos que pagar los impuestos de inmediato o una multa para que no genere intereses, o cualquier situación relacionada, la opción del banco no nos vale.

Es en estos casos cuando podemos optar a la alternativa de los préstamos rápidos.

 ¿Qué es un préstamo rápido?

Es una opción de crédito que cada vez es más habitual, incluso hasta le están plantando cara a los productos bancarios.

Debido, sobre todo, al impacto de la crisis económica en nuestro país, en estos últimos años se han disparado las empresas que se dedican a la concesión de este tipo de préstamos.

 ¿Qué ventajas tiene solicitar un préstamo rápido?

Máxima rapidez posible: Como su propio nombre indica, son préstamos rápidos; pero lo son de verdad, no se trata de ninguna técnica de promoción. Algunas entidades, siempre y cuando se cumplan con una serie de condiciones, nos dan la posibilidad de tener el dinero en cuestión de segundos en nuestra cuenta (o como máximo en algunos días). Esto no quiere decir que siempre nos lo vayan a conceder, pero es que, incluso, hasta si nos lo rechazan, sabremos la respuesta casi de inmediato.

Mínimos requisitos: Aunque los requisitos dependerán de cada entidad, por lo general tan sólo nos pedirán una copia de nuestro DNI, un documento que acredite que estamos percibiendo una fuente regular de ingresos, así como nuestro número de cuenta bancaria (que servirá tanto para verificar nuestra identidad, como para hacernos el ingreso en el caso de que todo vaya bien). Si faltase algún tipo de documento, los responsables de la entidad se pondrán en contacto para pedírnoslo.

Facilidad de tramitación: Pedir uno de estos préstamos rápidos no podría ser más sencillo; y es que lo único que tendremos que hacer es acceder al home de la página que nos lo va a conceder. Lo más habitual es que nos encontremos con un completo simulador en el que seleccionaremos la cantidad de dinero que nos hace falta, así como el tiempo de devolución. Una vez que sepamos los intereses que hay que asumir, rellenamos nuestros datos, aportamos documentación y esperamos unos minutos para recibir la respuesta.

Si buscas dinero urgente de verdad, estas empresas te lo concederán antes que nadie.