Economía
pensiones
|
Fuente
:
EFE

CCOO no ve "capaz" al Gobierno de mantener las pensiones

En la antesala de la reunión de la Mesa de Pensiones recuerdan que es imprescindible que suba la cotización máxima para poder pagar

Lun, 17 Abr 2017

“No veo a este Gobierno capaz de mantener el sistema de pensiones. Ni a este ni a otro que venga”. Así de tajante ha sido Carlos Bravo, secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO, quien este lunes ha presentado algunas medidas para atajar el problema tanto de la sostenibilidad como de la revalorización de las pensiones, así como su financiación. Y es que, mañana a las 10:00 am está prevista una reunión de la Mesa de Pensiones, por lo que CCOO ha presentado su propuesta, la cual ya ha enviado a los diferentes agentes negociadores, con el fin de acelerar el proceso.

Bravo ha criticado que se esté pendiente de “por donde sale el sol” ya que la Mesa se convocó precisamente para “tomar decisiones con cierta urgencia” independientemente del desenlace de los Presupuestos Generales del Estado y de la “aritmética parlamentaria” porque no se puede esperar.

El principal problema al que se enfrenta nuestro sistema de pensiones es su financiación. ¿De dónde sale el dinero? CCOO insiste en la necesidad de “incrementar los ingresos de la Seguridad Social” incidiendo en la base máxima de cotización con el fin de revertir la reforma del 2013 perpetrada por el PP. Carlos Bravo asegura que, según el estudio llevado a cabo por CCOO en el que se han analizado detalladamente países del entorno, “España es uno de los países con la base de cotización máxima más baja”, por lo que existe “posibilidad de actuación” sobre esta arista. En este sentido, CCOO propone destopar la cotización en un plazo de unos cinco años, lo que, según sus estimaciones, aumentaría la recaudación en 8.626 millones de euros en el año 2020 (fecha del destope). Los incrementos anuales de la base máxima de cotización se realizarían de manera progresiva: 14,5% en el año uno, 31,1%, 49,4% y 33,5% en el año cuatro – que se correspondería con el 2019 según lo fechado-.

Una pensión más baja disminuye la esperanza de vida

Bravo ha señalado que, a pesar de que no existen estudios concretos sobre esta materia en España, si recurrimos a datos de países como Francia o Reino Unido, observamos que “a los 65 años hay diferencias de esperanza de vida de entre 1,5 años y cuatro” en función de los ingresos percibido, en otras palabras, las desigualdades sociales que surgen entre las clases más y menos favorecidas se traducen en desigualdades en el estado de salud y la mortalidad. Por ello, “hay que tener en cuenta que la esperanza de vida hay que calcular de manera segmentada” y valorar que “las rentas más altas van a cobrar la pensión más años”.

¿Quién cotiza con la base máxima?

CCOO ha elaborado un informe en el que estudia cuál es el perfil del trabajador que se encuentra en base máxima. Se trata de un hombre de mediana edad que ocupa un puesto de directivo, aunque no necesariamente “altos directivos”. En cuanto al perfil de las empresas, se trata de medianas y grandes empresas que pertenecientes al sector servicios.

El reparto de costes

El incremento de las bases máximas de cotización genera un coste que deben asumir entre el trabajador, la empresa y el Estado. Según CCOO, el trabajador asumiría un coste real del 4,7% y la empresa un 25% porque “si bien es cierto que la elevación de la base máxima de cotización puede suponer un incremento de costes laborales que antes se contabilizaban como beneficio empresarial, hemos de señalar que el mismo está asociado a la captación y retención del talento y la elevada productividad que este tipo de trabajadores aporta a estas empresas”. Asimismo, señala que el Estado, a través del conjunto de la sociedad, asumiría el montante restante.

La revalorización de las pensiones

El secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO ha indicado la necesidad de repensar el sistema de revalorización. CCOO mantiene que “hay países que tienen automatismos en la revalorización de las pensiones, que son España, Suecia y Alemania”, pero el caso de España es singular porque “en el proceso solo se tiene en cuenta criterios que afectan a la sostenibilidad de las pensiones (factor de sostenibilidad e IRP) y no a la suficiencia (no hay ninguna referencia a la evolución de los precios o de los salarios en el proceso de revalorización de las pensiones).

“Me atrevería a decir que esto se va a corregir”, ha señalado Bravo con respecto a la revalorización, quien ha criticado a la Mesa de las pensiones porque “lleva un ritmo demasiado lento”. Por último, ha señalado la importancia de tomar medidas como esta para “poder afrontar el baby-boom”.

 

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural