Un día clave para saber exactamente la potencialidad y penetración de las nuevas TDT en la sociedad española era el 20N con unas elecciones generales tan decisivas y que tanta expectación habían levantado.
Pues bien, salvo El Gato al Agua de Intereconomía, que conquistó un 2,9 por ciento de la audiencia, el resto de las mismas se hundieron por completo. Así el Especial Elecciones de VEO7, ampliamente anunciado en los medios de Unedisa, se pegó el gran batacazo con un 0,5 por ciento que es la media que viene haciendo Carlos Cuesta en su publicitado programa en el diario El Mundo.

Fracaso también en la tele de los obispos
Tampoco se salvó de la quema 13TV que obtuvo el mismo porcentaje de audiencia un pobre 0,5 por ciento.

TVE, líder
La gran mayoría de españoles eligió Televisión Española (15,7 por ciento) para informarse de la jornada electoral, seguida de Antena 3 (10,4 por ciento) presentado por Matías Prats. TVE estuvo conducido por tres mujeres, Pepa Bueno, Ana Blanco y Ana Pastor). Luego vino Telecinco con un 6,4 por ciento en un especial de apenas hora y media. Al Rojo Vivo de laSexta, dirigido por Antonio García Ferreras, tuvo un 2,7 por ciento.

Cuesta, en la cuerda floja
En medios profesionales se subraya el nuevo batacazo cosechado por la cadena de Pedro J. Ramírez que en pocas semanas pasará a estar controlada por Discovery. Pese a los acuerdos entre este canal y Unedisa no se cree que vayan a mantener el programa Con el mundo a Cuestas, dado la escasa audiencia que mantiene. El 0,5 por ciento en la noche electoral viene a confirmar el rotundo fracaso de VEO7 ahora liderado y presentado por el talibán Carlos Cuesta, uno de los más agresivos presentadores televisivos, que no encuentra el favor de la audiencia.