En directo

Cacerolada en Génova

Así te hemos contado la protesta ante las puertas de Génova

Manifestación y cacerolada a las puertas de Génova. Archivo.

Ruido para "ilegalizar al PP"

"El PP no es un partido, es una banda". Este es el lema de la movilización impulsada por IU y activistas de Podemos que a estas horas ya inunda las inmediaciones de Génova 13, la sede del PP nacional.

“Que entreguen la pasta”

Las personas allí presentes, en las puertas de Génova 13, lo tienen claro: ya está bien de corrupción en las entrañas del Partido Popular.

Por eso se ha organizado una cacerolada para hacer ruido y exigir que el PP "se disuelvan y entreguen la pasta". Y añaden, por si no quedara claro: "El PP no es un partido, es una banda". La concentración se está moviendo de forma espontánea a través de un pásalo y ha sido compartida por la cuenta oficial de Izquierda Unida y de Ganemos Madrid.

Políticos que han promovido la protesta

Cacerolada hasta en Alemania

La protesta que pide la disolución del Partido Popular no está siendo un hecho aislado y celebrado ante las puertas de Génova. Se está convirtiendo, al menos en las redes sociales, en una protesta que llega allí donde hay españoles cansados de la corrupción en el PP.

El ruido de las cacerolas ha llegado hasta Alemania

Las puertas de Génova se llenas de manifestantes

Al grito de “ladrones, ladrones”

La policía cerca a los manifestantes

[[{"fid":"62014","view_mode":"ancho_total","fields":{},"type":"media","attributes":{"alt":"La policía cerca la cacerolada en Génova. ElPlural","title":"La policía cerca la cacerolada en Génova. ElPlural","class":"img-responsive media-element file-ancho-total"}}]]

Parte de la cacerolada se desplaza a la Audiencia Nacional

Un porcentaje de personas que han acudido a la cacerolada en Génova han puesto rumbo a la Audiencia Nacional, pendientes de la resolución del juez sobre Jordi Pujol Jr. Consideran que también deben estar allí, por si sale en libertad. 

500 personas ante Génova

Al rededor de 500 personas se encuentran armadas sólo con pancartas y cacerolas en la acera de la calle Génova contraria a la sede del PP.

Bajo un intenso control policial, que ha mantenido el tráfico en todos los carriles de la calle, los manifestantes no han parado de pedir la ilegalizacion del PP. También ha habido algunos conductores que, al pasar frente a la protesta han sacado el puño por la ventanilla y han pitado en señal de solidaridad con ellos.

Así estamos viviendo

Enfado y cansancio ante la corrupción

Enfado. Con esta palabra se podría describir el ambiente que hay ahora mismo en la calle Génova de Madrid, en frente de la sede Nacional del Partido Popular.

Gente de todas las edades se ha acercado con sus cacerolas convocados por las redes sociales para hacer ruido y gritar ante la auténtica montaña de casos de corrupción que asolan al principal partido del país y cuyas informaciones se han intensificado en los últimos días con el envío a prisión del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y la citación a declarar como testigo en el juicio Gürtel del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy