Cataluña, la monarquía, la situación política actual, su depresión... Son algunos de los temas que abordó Mercedes Milá, entrevistada en 'Salvados' (la Sexta) por Jordi Évole. Uno de los mejores momentos del programa fue cuando ambos rescataron de la vídeoteca cómo desmontó un bulo que circulaba sobre Miguel Bosé y el sida: "Aquello fue brutal", dijo. El cantante, junto a Pedro Almodóvar, fueron entrevistados en su programa 'Queremos saber', emitido en Antena 3 en 1993.

La monarquía, o cambia o no habrá salvación

Mercedes Milá, cuya familia es aristocrática, no se cortó a la hora de hablar de la monarquía. "Si la monarquía quiere salvarse tiene que salir de donde está y sentarse con la gente de la calle. Y si pierde su trono, pues ha llegado el momento", aseguró. En su opinión, Felipe VI debe acercarse a los ciudadanos y conceder una entrevista "sin ninguna clase de cortapisa". También le recomendó que dejara de ponerse "esas corbatas tan cursis" y que se deje el pelo un poco más largo.

A Mercedes Milá no le gustó su comparecencia tras el 1-O fue su falta de empatía con la "gente que sufrió la violencia". "Se puso contra mucha gente en Cataluña por mucho que se aplaudiera en el resto de España", zanjó.

La periodista también se pronunció sobre el supuesto enfrentamiento entre Letizia y la reina madre durante la misa de Pascua. "Vimos la verdad en Palma. Letizia no aguanta que digan nada de la educación de sus hijas", comentó. "Letizia es una mujer extraordinaria, pero la deformación que debe sufrir al formar parte de esa Familia Real es tan importante que acaba siendo de Marte", argumentó. "Se equivocó, todos tenemos un mal día", concluyó.

Aznar, una "bolsa de rencor"

También se refirió a José María Aznar, a quien describió como "una especie de bolsa llena de rencor" . Milá habló largo y tendido de sus entrevistas políticas, que dejó de hacer porque los asesores se cargaron la naturalidad con la que antes hablaban los políticos. Ahora, "ha llegado la mentira y la desvergüenza que son gravísimas", apunta Milá, que defiende la importancia de las redes sociales para denunciarlo. Todo ello, a pesar de los insultos: "Van en el sueldo".

"Qué cabron eres, Rodriguito"

Rodrigo Rato arrancó uno de los más contundentes comentarios de Milá cuando recordó una entrevista que le hizo hace años en la que defendía que el PP daba "confianza a la gente". "Rato dice que la gente debe tener confianza, pero qué cacho cabrón eres, Rodriguito", comentó ante Évole.

Milá también confesó que había sufrido una depresión y cómo consiguió salir con la intención de ayudar a otras personas a superarlo. "Explico lo de mi depresión por si le sirve a la gente que lo pasa mal y piensa: 'si esta tía que parece que se come el mundo ha estado en la mierda, yo también podré salir'".

Milá ha cedido los 10.000 euros que pidió que le pagaran por la entrevista a la ONG Open Arms, "la única ONG que está salvando personas en el Mediterráneo". "Antes nunca cobraba nada, pero me di cuenta que a través de mi persona en la televisión podía beneficiarse gente que lo necesita mucho. Yo el dinero ni lo he tocado", concluyó.