La nueva alcaldesa de la ciudad de Badalona, Dolors Sabater, ha decidido romper con las políticas represivas de su antecesor, el popular Xavier García Albiol, y eliminar la unidad de 14 policías antidisturbios que éste formó.

Según informa El Periódico, el nuevo gobierno municipal formado por Guanyem Badalona, ERC e ICV-EUiA, ha decidido suprimir la conocida como Unidad Omega y reforzar con sus agentes las patrullas nocturnas.

La respuesta del ex alcalde de Badalona, conocido por sus opiniones xenófobas, no se ha hecho esperar. En opinión de Albiol, la decisión tomada por el nuevo gobierno municipal “demuestra su enorme desconocimiento de la realidad social de Badalona, ya que esta unidad garantizaba el mantenimiento del orden en situaciones complejas, y permitía también un refuerzo territorial en las zonas conflictivas de la ciudad, donde existen problemas de delincuencia e incivismo”.

La existencia de esta unidad daba a entender que había en la ciudad catalana un problema de inseguridad mayúsculo, pero a la hora de la verdad es difícil afirmar con rotundidad que así fuera.

Revisión profunda
Junto a esta medida, el gobierno de Dolors Sabater va a acometer otras revisiones en el ámbito de la seguridad municipal para introducir cambios en determinadas ordenanzas de civismo para que sus sanciones sean manos punitivas y más educadoras.