Hay 61 diputados en juego pero su distribución está más abierta que nunca. La encuesta difundida ayer por el CIS inquieta a los socialistas porque ve estrecharse su ventaja sobre el PP, da alas a este último por la misma razón, inyecta una sobredosis de euforia a Ciudadanos, deja tocado a Podemos y hace sufrir a IU. Por si acaso, la dirección federal del PSOE se apresuró a desacreditar el sondeo, que da ocho puntos de ventaja al PP a nivel nacional y una bajada significativa del PSOE sobre los resultados del CIS de octubre. El resumen muy sintetizado del pronóstico andaluz del CIS es este: el PSOE gana, el PP acorta distancias con él, C's sube, Podemos retrocede e IU aguanta. Los socialistas andaluces son, en todo caso, conscientes de que el sur es el único bastión que le queda al partido que lidera Pedro Sánchez. De las cuatro únicas provincias españolas en que el PSOE será, según el CIS, primera fuerza el 20 de diciembre, tres de ellas son andaluzas (Sevilla, Jaén y Málaga) y la otra es Badajoz. Aunque en Andalucía el PSOE aventajó en siete puntos al PSOE federal en las generales de 2011, el hecho de que el pronóstico del CIS dé ahora ocho puntos de ventaja al PP sobre el PSOE a nivel nacional podría augurar un casi empate entre los dos partidos en territorio andaluz. UN ESCENARIO ABIERTO Estos son los dos datos más relevantes de la proyección para Andalucía que hace el CIS de su macroencuesta, dada a conocer este jueves a pocas horas del comienzo oficial de la campaña del 20-D: el PSOE recupera la primera posición perdida en las generales de 2011, aunque seguido de cerca por el PP, y Ciudadanos le arrebata a Podemos la tercera posición que formación morada obtuvo con holgura hace nueve meses en las autonómicas andaluzas. Estos son los números: el PSOE ganaría en Andalucía las elecciones generales del próximo 20 de diciembre con entre 21 y 25 escaños, seguido del PP-A, que obtendría entre 19 y 21, según la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, que apunta que Ciudadanos obtendría entre once y 14 diputados en Andalucía; Podemos, cinco e IU, uno. DATO MALO PARA PODEMOS Y AGRIDULCE PARA EL PSOE Aunque no quepa hacer una lectura mecánica de los resultados de las generales en clave andaluza, la encuesta del CIS es una mala noticia para Podemos Andalucía y su líder, Teresa Rodríguez, que quedarían muy desplazados en las preferencias de los andaluces. El auge espectacular de Ciudadanos los ha relegado a una tercera plaza que tiene el amargo sabor de las expectativas defraudadas. Pero tampoco son los del CIS unos resultados como para que los socialistas echen las campanas al vuelo. Ciertamente, recuperan la primera plaza en generales, pero no logran mejorar los pobres resultados de hace cuatro años. En las generales de noviembre de 2011 los socialistas, muy a la baja entonces en toda España, obtuvieron en Andalucía 25 escaños (36,5 por ciento de los votos); el PP, entonces imparable, lograba 33 (45 por ciento) y los dos escaños restantes eran para Izquierda Unida (8,2 por ciento). DOS MARCAS Y UN PARTIDO La sorpresa –amarga sorpresa– para el PP llegaría solo unos meses después, en marzo de 2012, cuando en las autonómicas convocadas por Griñán en la fecha más alejada posible de las generales se dejaba en el camino 5 puntos, mientras que el PSOE sumaba tres: se truncaba así la mayoría absoluta que el PP necesitaba a toda costa para desalojar a Griñán de San Telmo. Solo cuatro años antes, en las legislativas de 2008, el PSOE de Manuel Chaves y José Luis Rodríguez Zapatero se había impuesto con rotundidad a sus adversarios en Andalucía al obtener 36 escaños y el 52 por ciento de los votos, muy por delante de un PP que sumaba 25 diputados y el 38 por ciento de los sufragios. Entonces se celebraron también autonómicas y, mientras el PP mantenía el porcentaje alcanzado en generales, el PSOE perdía alrededor de cuatro puntos y se quedaba en el 48 por ciento: la 'marca Zapatero' parecía funcionar mejor que la 'marca Chaves', al contrario de lo que sucede hoy, en que la 'marca Susana Díaz' parecer funcionar mejor que la marca 'Pedro Sánchez'. La marcha a Madrid del presidente andaluz al año siguiente, en 2009, y a instancias de Zapatero intentaba poner remedio a esa situación de desgaste renovando la dirección andaluza del partido, aunque para hacerse realmente efectiva esa renovación habrían de pasar nada menos que cuatro años más. SOBRE EL PP E IU Peor pintan las cosas para el PP de Juanma Moreno, que se dejaría entre ocho y 12 escaños sobre los datos de 2011, aunque le quedaría la satisfacción nada despreciable de recortar la distancia de nueve puntos que el PSOE le sacó en las autonómicas de este año. Una ventaja socialista de solo cuatro escaños, como predice el CIS, no sería, comparativamente con los datos de hace Y todavía peor se ponen las cosas para Izquierda Unida, que perdería uno de sus actuales dos diputados. Y aun así, todavía podría ser peor: en 2008 la federación de izquierdas no logró representación en el Congreso. LOS DATOS NACIONALES A nivel nacional, la encuesta da la victoria al PP, con un respaldo del 28,6 por ciento y entre 120 y 128 diputados, con el PSOE en segundo lugar (20,8 por ciento y entre 77 y 89 escaños), casi empatado con Ciudadanos, al que se calcula un porcentaje de voto del 19 por ciento y entre 63 y 66 diputados. Detrás aparece Podemos con un 9,1 por ciento y entre 23 y 25 escaños, aunque también está en sus coaliciones de Cataluña (3,2 por ciento y 10 u 11 escaños), en Comunidad valenciana (2,1% y 7 diputados) y Galicia (1,3 por ciento y cinco o seis diputados). A Izquierda Unida, ahora Unidad Popular, se le otorgan entre 3 y 4 escaños y un respaldo del 3,6 por ciento, mientras que UPyD quedaría fuera con un 0,7 por ciento. POR PROVINCIAS Por provincias, en Almería, el PP obtiene entre dos y tres; el PSOE entre tres y dos; y C's, uno. En Cádiz, PP y PSOE obtendrían tres escaños cada uno; Ciudadanos, dos y Podemos, uno. En Córdoba PP y PSOE sacarían dos diputados cada uno; C's, uno y Podemos, otro. En Granada el PSOE obtendría entre tres y dos; el PP, entre dos y tres; C's, entre uno y dos; y Podemos, uno. Por su parte, en Huelva, PSOE y PP empatarían en cuanto a número de escaños, dos cada uno. C's sacaría otro. En Jaén, el PSOE obtendría entre tres y dos; el PP, dos y Ciudadanos, uno o ninguno. En Málaga el PSOE tendría cuatro escaños; el PP y C's tres cada uno y Podemos, uno. En Sevilla, vencería el PSOE, con entre cuatro y cinco diputados; seguido de PP, con tres; C's, con entre dos y tres; Podemos, con uno e IU, que obtiene un diputado, la única provincia andaluza en la que tendría representación parlamentaria. En cuanto a la valoración de los líderes, el mejor valorado es Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, con una nota de 4,98 puntos, seguido de Aberto Garzón, candidato de Unidad Popular, con 4,62 puntos, y del socialista Pedro Sánchez 4,59).