Como se esperaba la socialista Susana Díaz ha sido elegida presidenta de la Junta Andalucía tras casi tres meses de Gobierno en funciones y por 56 votos a favor, los 47 de su partido y los nueve de Ciudadanos, y está previsto que tome posesión de su cargo el próximo domingo, 14 de junio, a las 12.00 horas.

PP, Podemos e IU votan no
La cuarta votación que ha permitido la investidura de Susana Díaz tampoco deparó sorpresas en las filas del resto de partido de la oposición. El PP (33 diputados), Podemos (15) e IU (5) han mantenido su rechazo en una votación en la que se han ausentado dos parlamentarias populares.

Apuesta por los acuerdos
"Tiendo la mano a todos los partidos, a quien me ha votado y a quien no", ha declarado Díaz a los periodistas, minutos después de ser investida. A continuación, ha recalcado que tendía la mano a los partidos que, según ella, han conformado el "bloque no y nos han tenido en la parálisis", con el objetivo -ha dicho- de que "se incorporen con propuestas dirigidas al interés de la gente". "Tengo mucho trabajo por delante, ochenta días que recuperar y si siempre me dejo la piel ahora voy a tener que trabajar el doble para recuperar esos ochenta días y que Andalucía gane este tiempo y estabilidad", ha indicado.

Primeras medidas
La primera medida que tomará su nuevo gobierno se centrará en la educación, en implantar las becas del B1 a universitarios en un segundo idioma, con miras a que se aplique "de manera inmediata" y pueda ser una realidad en la convocatoria de exámenes de julio. "Que el pago de esos exámenes no impida que ningún alumno pueda terminar los estudios universitarios por falta de recursos", ha precisado la presidenta, que ha apuntado que otra de las primera medidas se refieren al paquete de iniciativas contra los desahucios que planteo en el discurso de investidura.

Los grupos de la oposición han anunciado una comisión de investigación sobre los cursos de formación y explicaciones al Gobierno sobre la concesión de la mina de Aznalcóllar.

PP será oposición firme y contundente
El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha anunciado que llevarán a cabo una oposición "muy constructiva, de diálogo, pero al mismo tiempo firme y muy contundente" frente a Díaz y ha propuesto ya al resto de partidos crear una comisión de investigación sobre los fondos de formación.

"Abrimos la posibilidad ya al resto de fuerzas de crear una comisión de investigación de los cursos de formación", ha dicho el líder de los populares andaluces, quien además ha asegurado que van a pedir la comparecencia de Díaz para que explique la situación de la concesión para explotar la mina de Aznalcóllar.

Podemos critica a Ciudadanos
La secretaria general de Podemos, Teresa Rodríguez, además de lamentar que Ciudadanos "se pueda estar configurando como el balón de oxígeno del bipartidismo", ha indicado que su grupo tendría que debatir "cuando llegue el momento" si apoyaría una comisión de investigación sobre los fondos de formación.

Comisiones de investigación
A su juicio las comisiones son útiles "en la medida en que socializan y son un ejercicio de transparencia" ante situaciones de "dudosa ejecución" por parte del Gobierno, pero considera que si los juzgados siguen sin los recursos suficientes "la impunidad en los casos de corrupción seguirá estando vigente".

Juan Marín delimita el pacto
El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos, Juan Marín, ha adelantado que su formación "no se va a oponer a ninguna comparecencia de un consejero ni a ninguna comisión de investigación" y que no ha firmado "ningún tipo de acuerdo ni de pacto con el PSOE en este sentido".

"Se trata de que de una vez por todas se demuestre que los políticos no somos corruptos y no estamos metidos en ningún enjuague raro", ha señalado Marín, que ha defendido que si no hubieran apoyado la investidura de Díaz "no se podía haber empezado ni con comisiones de investigación, ni con sesiones parlamentarias ni con propuestas de ley ni con absolutamente nada".

IU ve un giro a la derecha
Por su parte el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha asegurado que su formación "combatirá democráticamente" el "giro a la derecha" que a su juicio supone el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos que "tiene mucho más compromiso que desbloquear la investidura" y es "casi de legislatura".

Acelerar el Parlamento
Maíllo ha pedido a la presidenta que "cuanto antes" nombre al nuevo gobierno y los consejeros comparezcan en las comisiones que se constituyan para abordar las líneas de trabajo, puesto que ahora "toca un acelerón en el Parlamento", donde su grupo presentará las primeras iniciativas la próxima semana.