Quien por ahora se ha hecho eco públicamente de lo que sin duda habrá pensado mucha gente en IULV-CA ha sido el portavoz del sector crítico, José Luis Pérez Tapias, para quien urge “repensar” si la confluencia con Podemos es una buena idea teniendo en cuenta que, según todos los sondeos, los morados no dejan de perder votos mientras que allí donde tiene IU visibilidad y grupo parlamentario propio, sube en intención de voto.

Las declaraciones a Europa Press de Pérez Tapias, que disputó sin éxito a Antonio Maíllo en primarias la dirección de IU Andalucía, ponen el dedo en una llaga que ni siquiera la contundente victoria del actual coordinador regional logró restañar completamente. La propuesta estrella del programa de Maíllo era precisamente la confluencia con Podemos, que los militantes apoyaron masivamente.

Lo que dicen los sondeos

Sin embargo, los sondeos de opinión difundidos en Andalucía con motivo del 28F parecen dar la razón a quienes, con Pérez Tapias al frente, opinaban que la fusión con Podemos sería un error, como lo fue la marca Unidos Podemos en las elecciones generales de 2016.

El Egopa, sondeo de referencia en Andalucía realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Granada, augura una fuerte caída de la formación morada hasta situarse en el 10,5 por ciento, muy por debajo del 14,8 por ciento obtenido en las autonómicas de 2015. Según la misma encuesta, Izquierda Unida sube hasta el 8,3 por ciento de los sufragios, un punto y medio por encima del resultado de 2015.

Igualmente, la encuesta realizada por GAD3 para el diario ABC de Sevilla pronosticaba un batacazo similar para los morados que lidera Teresa Rodríguez: se quedarían en un 10 por ciento, aunque según este sondeo IU bajaba cuatro décimas al quedarse en un 6,5 por ciento.

Por su parte, la encuesta de SW Demoscopia para el grupo de comunicación Publicaciones del Sur apuntaba en la misma dirección: Unidos Podemos sumaría conjuntamente en Andalucía un 16,5 por ciento de los votos, muy lejos del 21,6 que lograron entre los dos pero yendo por separado en las autonómicas de 2015.

Sumar, restar, tal vez dividir

Al igual que el excoordinador regional Diego Valderas, José Luis Pérez Tapias siempre ha pensado que la unión de IULV-CA con Podemos sería un error irreparable. De hecho, los decepcionantes resultados de Unidos Podemos en las generales de 2016 parecen darle la razón. En sus declaraciones de este jueves a Europa Press, Pérez Tapias no podía ser más explícito: “La suma no siempre multiplica, sino que a veces resta e incluso divide".

No es probable que Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez den marcha atrás en sus planes, todavía difusos, de confluencia política y electoral. Aun así, si en el futuro otras encuestas siguen confirmando la caída de Podemos, IULV-CA podría elevar el precio por fusionarse con los morados.

El 'error Garzón'

En la federación de izquierdas está muy extendida la convicción de que la dirección nacional de IU, con Alberto Garzón al frente, no jugó bien sus cartas cuando acordó con Pablo Iglesias la creación de Unidos Podemos.

La pérdida de visibilidad política y mediática de IU es innegable. Maíllo tal vez ya no esté a tiempo de frenar la confluencia, pero sí lo está de no incurrir en los errores cometidos por Garzón.