Las asociaciones andaluzas de familias afectadas han organizado la I Jornada de Asociaciones de Bebés Robados en Andalucía en el Parlamento regional



Como hemos informado desde este medio, la seis asociaciones andaluzas de bebés robados están coordinándose para plantear sus reivindicaciones y solicitar colaboración tanto a la Junta como a los partidos políticos de la comunidad. A ellos les van a exigir “justicia y reparación” y ayuda para localizar a sus familiares y desmontar una “trama” que “silenció” el franquismo y no resuelve la democracia.

Se les escucha pero no ven soluciones
Con este objetivo todos los colectivos andaluces se han reunido en el Parlamento andaluz en la I Jornada de Asociaciones de Bebés Robados en Andalucía. A este importante encuentro han asistido representantes de los partidos políticos representados en la Cámara andaluza. “Pese a los años de búsqueda infructuosa, de denuncias y causas archivadas estamos en el punto de partida. Nos escuchan, pero las palabras las han guardado en un cajón y ahí siguen”, ha confesado Isabel Agüera, presidenta de ABEROA (Asociación de Bebés Robados de Andalucía).

Declaración institucional del Parlamento Andaluz
En la inauguración de la Jornada ha intervenido presente el Presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán. Este les ha manifestado que las reivindicaciones de los colectivos de afectados por el robo de bebés en Andalucía "van a encontrar una respuesta y un compromiso de los cinco grupos políticos de este Parlamento" en forma de una declaración institucional. Durán se ha mostrado convencido de que la voluntad de los grupos parlamentarios es consensuar una declaración institucional "lo antes posible". El objetivo es que se pueda leer en el pleno de la Cámara y que sirva de manifestación clara de apoyo a los afectados y de impulso a las medidas que venís reclamando", ha asegurado.

Trabajar conjuntamente para investigar y resarcir estas situaciones
El presidente ha garantizado a los afectados de las distintas asociación que tienen el "compromiso firme" del Parlamento y de los grupos políticos, "la mano tendida y la voluntad clara, sincera, cercana y honesta de colaboración con todos vosotros y vosotras", ha subrayado. De esta forma, ha destacado que la Cámara muestra de manera inequívoca su solidaridad con los afectados y ha calificado de "acto de justicia" que se atiendan sus reclamaciones. Además, ha abogado por "trabajar todos unidos para aprobar las medidas de apoyo que se estimen necesarias para esclarecer, investigar y resarcir estas situaciones que han provocado tanto dolor en miles de familias".

Se les contemplará en la Ley de Memoria Democrática andaluza
En las próximas fechas, el Parlamento debatirá el proyecto de Ley de Memoria Democrática que amplia la consideración de víctima a colectivos como los familiares o los niños robados, ha recordado Durán. "Espero que la voluntad de este Parlamento sea la de aprobar una ley de todos y todas, desde el diálogo y el consenso de las fuerzas políticas y que participen en el debate las organizaciones y las familias de las víctimas", ha manifestado el presidente.

Reivindicaciones
Entre sus reclamaciones, han solicitado el acceso a las historias clínicas en los centros hospitalarios públicos y a los registros de los cementerios, e instar al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a la apertura de los archivos del Tribunal Tutelar de Menores. Quieren también que se dé a los afectados el reconocimiento oficial de víctimas por el robo de hijos o hermanos y por las adopciones ilegales conforme a los principios de la ONU, así como crear una base de datos única de ADN para establecer las relaciones de parentesco.

Instarán a los obispados a que también colaboren
En el transcurso de la Jornada, los familiares de los niños y padres robados pedirán a los partidos un compromiso que facilite la búsqueda de los desaparecidos y medidas para el reencuentro entre padres, hijos y hermanos. Además, pretenden que los obispados de Almería, Granada, Córdoba, Sevilla, Málaga, Jaén, Cádiz y Huelva colaboren permitiendo la apertura de los registros de nacimientos, defunciones y adopciones.