Se avecinan tiempos complicados para Izquierda Unida en la capital cordobesa, precisamente una de las ciudades con mayor peso simbólico en la historia de IU. Córdoba pasó de ser el fortín andaluz de la federación a convertirse en uno de sus principales dolores de cabeza, con divisiones internas muy fuertes y sin posibilidades de recuperar de manera significativa el mucho terreno perdido en las últimas municipales, donde muchos de sus votos fueron a parar nada menos que al partido del constructor implicado en la operación Malaya Rafael Gómez 'Sandonkán'. El coordinador local de IU en Córdoba, Galileo Florido, quien junto a los otros cuatro miembros de confianza en la dirección local de IU dimiten por "disconformidad" con la dirección provincial ha justificado este jueves su marcha y entre algunos de los motivos apunta que "lo más doloso" es que el coordinador provincial y candidato de IU a la Alcaldía, Pedro García, y la parlamentaria y secretaria de Política Provincial del PCA, Alba Doblas, "decidieron definir que Ganemos se presentará a las elecciones", en este caso como agrupación de electores, frente a la coalición con IU, informa Europa Press. En una rueda de prensa, acompañado por los otros cuatro miembros dimisionarios, Bartolomé Caballero, Aleyda Collazos, Dolores Ventura y Francisco Cobos, el coordinador local de IU ha detallado que "la dirección local marcaba una orientación", sobre "cómo estructurar la convergencia" con Ganemos y hacer "acciones concretas en la calle", que, a su juicio, "es lo primero que se tenía que haber hecho". Sin embargo, según añade, "otros compañeros decidieron que lo primero que había que hacer era definir que Ganemos Córdoba se presentará a las elecciones municipales". "Lo más doloso es que esos compañeros son Alba Doblas y Pedro García", apunta Florido, quien destaca que "lo más doloso en este asunto es que son dos compañeros que estuvieron trabajando hasta 24 horas antes en la elaboración de las posiciones de voto para la asamblea de Ganemos Córdoba como IU". En este sentido, indica que "se fijó un argumentario para que en lugar de vencer y provocar que las situaciones lleguen a enfrentamientos numéricos y de votos, convencer", porque cree que "existían y existen argumentos como para apostar por una coalición de partidos". LO CONTRARIO DE LO ACORDADO Así, según ha explicado en una carta a la militancia adelantada por la prensa provincial, "dentro de esa militancia de IU que hizo lo contrario a lo establecido por el colectivo, se encontraban personas que habían trabajado el argumentario: entre ellos se encuentra la Secretaria Política provincial Alba Doblas y el propio candidato a la Alcaldía", indica refiriéndose a la fórmula jurídica en la que Ganemos se presentaría a los comicios. Al respecto, relata que la elección del candidato a la Alcaldía se produjo en "un momento muy convulso" tras las elecciones europeas con "nuevas fuerzas y la organización empieza a desestabilizarse de alguna manera en sus orientaciones a todos los niveles, no solo cuestión de Córdoba ciudad". De este modo, explica que "se empiezan a improvisar ciertas estrategias fuera de lo que había marcado y aprobado la dirección local", al tiempo que señala que "se recibió un mandato de la dirección andaluza para entrar en Ganemos Córdoba", algo que "aprobó la ejecutiva andaluza y se entró a trabajar dentro de Ganemos con la orientación muy clara de que Ganemos tenía que ser un nuevo frente para elevar el nivel de conciencia social y crear un tejido social". COALICIÓN, NO AGRUPACIÓN Sin embargo, recuerda que "se marcó una línea roja, como era la fórmula jurídica, de no participar en unas elecciones si no era a través de la coalición de partidos", pero "la asamblea de Ganemos Córdoba decidió democráticamente que fuera a través de agrupación de electores". En su opinión, "el proceso no se hizo todo lo inteligentemente que se debía desde IU", puesto que "se tomaron decisiones al margen de la dirección local y se hizo de otra manera distinta arrojando una situación que no era permisible desde IU", ha advertido Florido, quien indica que "esta es la situación que se vive desde la elección del candidato", etapa en la que se ha pasado por "la fase de Ganemos Córdoba, se ha salido de Ganemos Córdoba y a día de hoy no hay una sola orientación clara de cómo abordar el proceso a las municipales". Por todo ello, defiende que "si los objetivos marcados en enero de 2013 por la dirección local no están siendo viables, porque no se trabaja bien con los colectivos hacia lo externo y el programa no se ha avanzado desde la aprobación de la inclusión en Ganemos Córdoba, lo más honesto es retirarnos como dirección con una profunda decepción porque hemos fracasado como dirección local". Mientras, Florido comenta que no sabe "lo que piensa Pedro García" sobre la decisión, que, según recalca, "está motivada por una situación tensa y de conflicto político", pero que, a su juicio, "facilitará el proceso a futuro, porque ahora existen posiciones encontradas y distintas formas de orientar la organización". DECEPCIONADO Y FRUSTRADO Asimismo, confiesa que "no se siente traicionado por nadie", aunque sí siente "decepcionado y frustrado porque había unos objetivos que no se han cumplido y al no cumplirse los objetivos interpreto que como herramienta no funciona" la dirección, de manera que, insiste, "no me siento traicionado por nadie, sino que se trata de posicionamientos políticos". Al hilo de ello, tras ser preguntado por si se ha sentido respaldado por el coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, Florido responde que se ha sentido "siempre respaldado por la militancia, que es la que me puso en la asamblea y es con la que hemos trabajado siempre. Eso es lo único que me impulsaba hasta este momento a ser coordinador local y al conjunto de la dirección local", apostilla. Y tras ser cuestionado por si piensa que Pedro García es un buen candidato para IU, contesta que "a día de hoy Pedro García es el candidato de IU". Tras la dimisión, Florido ha informado de que ahora "procede elegir a un nuevo coordinador de entre los miembros del consejo local", en el que siguen tanto él como los otros cuatro miembros, para lo cual la dirección provincial convocará al consejo, "previsiblemente este domingo", y donde espera que "en arreglo a los estatutos se elija un nuevo coordinador". Al respecto, traslada el "máximo respeto a la nueva dirección", espera que la dimisión "sirva para desbloquear la situación de desorientación clara" y que "la nueva dirección pueda trabajar con buena sintonía con la estructura provincial, andaluza y federal". De este modo, Galileo Florido confía en que se aborde "el proceso que resta hasta las municipales y hacer el mejor papel posible", con el objetivo de que "los resultados sean excelentes y los mejores para recuperar la Alcaldía de la capital".