El alcalde de la localidad sevillana de Villaverde del Río, Santiago Jiménez (de la agrupación de electores La Voz de Villaverde, escindida de IU), ha cesado automáticamente de su cargo como primer edil del municipio al no prosperar la cuestión de confianza planteada por el propio regidor después de PSOE y PP "impidieran el funcionamiento normal" del Consistorio con el rechazo a la propuesta de dedicaciones exclusivas. En el Pleno del Ayuntamiento celebrado este jueves por la noche, la cuestión de confianza ha contado con los votos a favor de los cinco concejales del equipo de Gobierno y los ocho en contra de la oposición --cinco del PSOE y tres del PP--, según ha informado Jiménez a Europa Press. Jiménez ha cesado como alcalde de forma automática como recoge la ley y permanecerá como primer edil en funciones hasta el próximo 19 de agosto --en un plazo de diez días hábiles--, cuando tendrá lugar el Pleno para la elección del nuevo alcalde. Para el ya exregidor de Villaverde, la posición "unánime" de socialistas y populares en contra de la cuestión de confianza era "esperada y previsible". NO PRESENTARÁ CANDIDATO Santiago Jiménez, que ha anunciado que su formación no volverá a presentar candidato, ha afirmado que esta situación "no se tenía que haber dado", aunque ha criticado que "desde el PSOE y el PP se le ha negado al equipo de Gobierno el pan y la sal, privando a los concejales de las retribuciones mínimas para poder dedicarnos en pleno a la gestión". Ha calificado de "boicot y sabotaje" la acción de PSOE y PP. Para Jiménez, en las pasadas elecciones locales en Villaverde "ganó la izquierda", después de que La Voz de Villaverde ganará y consiguiera cinco concejales, cinco concejales el PSOE y tres el PP. "No debería haber existido problemas para la gobernabilidad", ha lamentado, al tiempo que ha recordado que ofrecieron al PSOE "pactos de gobernabilidad". "La clave es que el PSOE prefiere, una vez más en Villaverde, mantener acuerdos y compromisos con el PP para hacer la vida imposible al Gobierno y no dejar gobernar a de La Voz de Villaverde", ha criticado. Jiménez, que continuará con su acta de concejal, ha adelantado que su formación no presentará candidato, pues considera "coherente" que la cuestión de confianza es contra todo el equipo de Gobierno, que presenta su dimisión igualmente. SIN RETRIBUCIÓN Ha confiado en que el municipio cuente a partir del día 19 con un gobierno "estable", que espera que sea del PSOE, pues cree que "por responsabilidad" debe presentar candidato. La Voz de Villaverde decidirá en asamblea en los próximos días que postura adoptarán en el pleno. Cabe recordar que Jiménez anunció la convocatoria de este pleno, mientras que seguía sin percibir retribución alguna junto a sus concejales, a la par que remitía un comunicado al pueblo, recogido por Europa Press, en el que manifestó que su propuesta para "poder seguir trabajando por el pueblo y dar estabilidad al gobierno municipal encontró el rechazo de los concejales del PSOE y del PP". "El pulso que mantienen los concejales del PSOE, aliados con los del PP, para sabotear e impedir el funcionamiento del Ayuntamiento, nos ha obligado a convocar un nuevo pleno, ahora como cuestión de confianza, donde la oposición tendrá que decidir si quieren llevar hasta el final el pulso que sostienen y destituir a un alcalde elegido e investido democráticamente por el pueblo", sentenció. EL CONFLICTO CON IU En marzo pasado IU-CA expulsaba de sus filas al alcalde, Santiago Jiménez, y a los concejales de su equipo de gobierno, después de que todos ellos crearan una agrupación de electores para concurrir a los comicios municipales al margen de la coalición, cuyos órganos locales y provinciales no dieron validez a la asamblea saldada con la nueva proclamación de Santiago Jiménez como candidato a la Alcaldía. "El candidato de IU soy yo y Santiago Jiménez se va a presentar por una agrupación de electores", dijo a Europa Press Francisco el candidato de la coalición, Francisco Cardenete, quien aseguraba que IU-CA había "expulsado" al alcalde y a sus concejales porque "se han decantado por una plataforma política fuera de IU-CA". Cardenete consideraba que el conflicto derivó de que Santiago Jiménez "no quería acatar los estatutos" de la federación de izquierdas, según los cuales el alcalde no podría volver a concurrir a las elecciones municipales porque "lleva desde 1989 presentándose como concejal" e "incumple el artículo 85" de los citados estatutos. LA ASAMBLEA El conflicto arrancó con la proclamación de candidatos a las alcaldías para 2015 promovida por IU-CA en sus asambleas locales. En febrero, el alcalde de Villaverde del Río anunciaba que mediante una asamblea con "más de 140 afiliados y simpatizantes" y como "culminación del proceso de primarias", había sido nuevamente designado candidato a la Alcaldía. Frente a este comunicado, el coordinador local de la coalición, Eduardo Camacho, tachaba de "ilegítima" dicha asamblea, dado que el primer edil no habría contado con "autorización alguna ni por la asamblea local de esta localidad, ni por la Coordinación Provincial" para celebrar el acto.

Dado el conflicto, Santiago Jiménez anunciaba que junto a los seis concejales que entonces le acompañan en el gobierno del Ayuntamiento de Villaverde del Río, iba a crear una "agrupación de electores" bautizada como 'La voz de Villaverde. La izquierda que lucha'.