Junta de Andalucía, patronal y sindicatos mayoritarios han celebrado este miércoles una primera toma de contacto para evaluar los planes de empleo que actualmente tiene en marcha la administración autonómica con el objetivo de mejorar la duración de los contratos e incentivar que las pymes andaluzas puedan beneficiarse indirectamente de programas como el de apoyo a la construcción sostenible. Así lo ha anunciado la presidenta de la Junta, Susana Díaz, tras firmar en el Palacio de San Telmo un acuerdo con la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos CCOO y UGT para renovar y fortalecer el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (Sercla). Según la jefa del Ejecutivo andaluz, este acuerdo constituye un "paso importante" en la línea de seguir planteando iniciativas y planes que permitan que Andalucía siga creando "más empleo que el resto de España", como ha ocurrido en los meses de noviembre y diciembre, y además marca un "camino radicalmente distinto" al del Gobierno de la Nación, al apostar por el diálogo social frente a la "imposición unilateral de una reforma laboral que sólo ha traído sufrimiento". 40.000 EMPLEOS CREADOS Antes de la firma del acuerdo, los consejeros de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, y de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, han mantenido la primera reunión con el presidente de la CEA, Javier González de Lara, y los secretarios regionales de CCOO, Francisco Carbonero, y UGT, Carmen Castilla, para evaluar los planes de empleo actualmente en marcha por la Junta que, según Díaz, han permitido ya la creación de "en torno a 40.000 empleos en Andalucía", cifra que se elevará hasta los 60.000 en los dos próximos meses. La presidenta de la Junta ha indicado que estas reuniones de diagnóstico deben servir para introducir mejoras en la duración de los contratos y para incentivar que las pymes andaluzas se beneficien indirectamente de programas como el de apoyo a la construcción sostenible, ya que ha subrayado que el objetivo de su gobierno es mejorar tanto la "calidad" como la "velocidad de creación" de empleo en la comunidad. "No vamos a regatear esfuerzos ni horas de trabajo para recuperar empleo y un empleo de calidad", ha agregado la presidenta de la Junta, de manera que la próxima semana está previsto que tenga lugar una reunión de carácter técnico y de análisis para evaluar los planes de empleo actualmente en marcha y calendarizar nuevos encuentros, a la que seguirán otras reuniones con los 'primeros espadas', para ver qué novedades se introducirán para mejorarlos. "Queremos poner todos los recursos para que los sectores puedan crear empleo con capacidad de tirar del carro", ha añadido. ACUERDO PARA RENOVAR EL SERCLA En este encuentro con sindicatos y patronal, la Junta y los agentes sociales han firmado el acuerdo para renovar el funcionamiento del Sercla, que gestiona la Administración andaluza. El convenio, que ha sido suscrito por el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; el presidente de la CEA, Javier González de Lara, y los secretarios generales de UGT-A y CCOO-A, Carmen Castilla y Francisco Carbonero, con la presencia de la presidenta de la Junta, tiene como objetivo "fomentar la utilización de este servicio, que comprende los procesos de conciliación-mediación y arbitraje, dando continuidad a la apuesta por mantener y fortalecer la solución de los conflictos mediante el acuerdo y el diálogo, frente a las decisiones unilaterales e impuestas que ha fomentado la reciente reforma laboral". El convenio suscrito este miércoles actualiza además los contenidos de los acuerdos interprofesionales ya existentes en materia de resolución extrajudicial de conflictos laborales en Andalucía, tanto colectivos como individuales. Para lograr mayor operatividad, ambos quedan fusionados en este texto único que incorpora las mejoras derivadas de los años de funcionamiento del Sercla, que nació en 1999 un triple objetivo, esto es, "desjudicializar la solución de los conflictos laborales, ofrecer soluciones nacidas del diálogo y flexibilizar la ordenación laboral". UN BUEN HISTORIAL DE MEDIACIONES Desde 1999 el Sercla ha tramitado más de 12.400 expedientes, mientras que en conflictos individuales, asumidos por el Servicio desde 2005, este sistema ha evitado la judicialización de 833 asuntos, lo que supone el 35 por ciento de los tramitados. En este último año ha propiciado la firma de 306 acuerdos en mediaciones en conflictos colectivos, lo que supone el 44,80 por ciento de los tramitados. Estas avenencias han beneficiado a un total de 12.733 empresas y 158.484 trabajadores en Andalucía. Solo en 2014, la actuación del Sercla logró evitar 110 huelgas, al concluir con acuerdo el 55,56 por ciento de los conflictos que solicitaron su mediación. La labor de este sistema extrajudicial ha evitado que se perdieran 773.056 horas de trabajo, que habrían afectado a 31.459 trabajadores y 1.677 empresas. Desde su puesta en marcha en 1999, el Sercla ha logrado evitar la pérdida de 34,2 millones de horas de trabajo en Andalucía. Además, este organismo registró este último año 863 solicitudes de mediación en conflictos colectivos, que extendían sus efectos a 63.942 empresas y 536.506 trabajadores. En los 16 años de actuaciones desde su nacimiento, se han iniciado 12.465 procedimientos ante este sistema. Susana Díaz considera que este acuerdo "es importante y necesario", forma parte del diálogo social, y evita la judicialización de conflictos, y supone "un camino totalmente diferente al de la reforma laboral, y un instrumento eficaz que apuesta por el diálogo y el entendimiento, por eso necesitamos consenso". AGENTES SOCIALES La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha valorado la importancia de la resolución de los conflictos evitando la vía judicial y evitando un número importante de horas de huelga, frente a normas como la reforma laboral del Gobierno "que sólo ha traído empleo precario y genera temporalidad". Castilla ha valorado la labor "constante, solidaria y de calado" de los representantes de empresarios y sindicatos que negocian en el Sercla. El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, también agradeció a aquellos representantes sindicales y empresariales "que hacen posible el diálogo con su esfuerzo y capacidad para consensuar" y ha agradecido la presencia de la presidenta de la Junta que significa "colocar en el lugar donde se merece los esfuerzos colectivos para resolver los conflictos". A su juicio, "comenzar con un acuerdo como éste es un buen inicio para trabajadores y empresas" y recuerda que en estos acuerdos suponen "conciliar las diferencias entre capital y trabajo, desde posiciones distintas", de forma que considera que los consensos que se logran "son dinamizadores para favorecer las condiciones de trabajo de la población". "El consenso es la mejor forma de progresar y la confrontación es el fracaso de las negociaciones", ha añadido Carbonero, quien ha exigido la evaluación de los planes de empleo y desarrollar nuevas estrategias por el empleo y buscar un nuevo modelo productivo. El presidente de la CEA, Javier González de Lara, considera que este acuerdo "es de gran trascendencia para las empresas y los trabajadores, que sirve para impulsar el diálogo social en las comunidades autónomas, en un momento en que España se encuentra en una encrucijada, frente a lo que el diálogo social es necesario, es un ejercicio de participación social legítimo". A su juicio, el diálogo social "es la mayor y más importante infraestructura que tiene Andalucía para el restablecimiento de derechos y para el desarrollo económico y social", de forma que "los empresarios creemos firmemente en el valor del diálogo y del pacto, facilitan la superación de conflictos y propician la paz social".