El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha considerado "innecesaria" la "alarma" que generan operaciones como la desarrollada este martes por la UCO de la Guardia Civil a instancias de la juez Mercedes Alaya en el marco de la investigación sobre el presunto fraude en los cursos de formación financiados por el SAE y ha asegurado que "generan, sin duda, un daño tremendo a la imagen de Andalucía". A preguntas de los periodistas en Almería, Carbonero ha apuntado a la "casualidad" de que la veintena de detenciones que se han practicado lleguen después de que el líder del PP-A, Juanma Moreno, anunciase que la "primera acción" de su grupo una vez se constituya el Parlamento autonómico iba a ser la de solicitar la creación de una comisión de investigación sobre los cursos de formación. "Seguramente es fruto siempre de la casualidad", ha afirmado para expresar sus "dudas" acerca de la necesidad de que se lleven a cabo "detenciones masivas para pedir declaraciones". "Yo no soy jurista pero cabría preguntarse si para ejercer la justicia es necesario que se cree la alarma que se crea cada vez que hay anuncios de este tipo", ha apuntillado. Carbonero ha lamentado que estas actuaciones policiales provoquen que parezca que "aquí, en Andalucía, todo el mundo es parte de una banda de defraudadores y corruptos" y ha reiterado que, a su juicio, "vienen muy mal estas noticias" de cara a quien "pueda estar pensando en invertir en Andalucía". Por último, ha reclamado la "mayor contundencia posible contra la corrupción" a los gobiernos y a las administraciones públicas, y ha demandado a la justicia "celeridad y eficacia en la resolución de las instrucciones para que se pueda juzgar lo antes posible".