Coincidiendo con la visita del jefe Pablo Iglesias, el alcalde de Cádiz, José María González Santos, "Kichi", ha sustituido el retrato del rey Juan Carlos que presidía el despacho de su antecesora en el cargo, la popular Teófila Martínez, por el de Fermín Salvoechea, líder anarquista y alcalde de Cádiz durante la I República

Alcalde de Cádiz durante la I República
Fermín Salvochea y Álvarez que nació en 1842 y falleció en 1907, llegó a ser alcalde de Cádiz y presidente de su cantón durante la Primera República. Fue uno de los principales propagadores del pensamientoanarquista en esa zona en el siglo XIX. Siendo un destacado federalista, en 1871 se afilió en la I Internacional Obrera. En 1873, durante la época del cantonalismo, fue elegido presidente del comité administrativo del Cantón de Cádiz.

A otro lugar el retrato de Juan Carlos
Este es uno de los cambios que el líder de Por Cádiz sí se puede ha realizado en su nuevo despacho de alcalde, que, según dijo recientemente, es más grande que su casa. "Kichi" ha explicado que aunque aún no ha tenido "mucho tiempo" para hacer de su espacio de trabajo un lugar cómodo para él, sí ha considerado que el retrato de Fermín Salvochea "debía ocupar un sitio ilustre", por lo que ha trasladado a otro lugar el retrato del rey Juan Carlos I que presidía el despacho de su antecesora en el cargo.

Difusor del pensamiento anarquista
El gaditano Fermín Salvochea y Álvarez (1842-1907), uno de los principales difusores del pensamiento anarquista en el siglo XIX, fue alcalde de Cádiz durante la Primera República. Salvochea, que aún hoy es una de las figuras emblemáticas de Cádiz, renunció a su herencia y a sus posesiones familiares para entregárselas a los más necesitados y optar por una vida alejada de todo lujo. Cuando falleció el 28 de septiembre de 1907, su entierro se convirtió en una gran manifestación de duelo popular.

Mito del anarquismo
En "Crónica de un revolucionario", el médico sevillano Pedro Vallina y el activista judío alemán Rudolf Rocker elevaron su figura a la categoría de mito del anarquismo. "Su muerte causó un mar de lágrimas y su sepelio dio lugar a una manifestación enorme, en la que participaron cerca de 50.000 personas. De todos los pueblos y aldeas fluyeron los pobres desheredados para despedirse", escriben en ese libro.

La bandera nacional volverá a la plaza
El nuevo alcalde de Cádiz ha tenido que explicar estos días que la retirada de la bandera de España de siete metros de la plaza de Sevilla que se quitó hace unos días no fue un gesto político, sino una medida para evitar que se dañara con el viento de levante y que la enseña nacional volverá a ondear una vez pase el temporal.