La Junta de Andalucía convoca estas ayudas a los estudiantes que, al no reunir los requisitos dictados por el Ministerio de Educación para las becas de estudios postobligatorios no universitarios, corren el riesgo de quedarse al margen del sistema educativo.

Plazo abierto hasta el  6 de marzo
Los estudiantes no universitarios de Andalucía tienen la oportunidad de beneficiarse de una de la Beca Adriano que convoca la Junta y cuyas bases ya han sido publicadas en el Boletín Oficial de la comunidad. El plazo de solicitudes permanecerá abierto hasta el día 6 de marzo, el plazo de solicitudes con el objetivo de garantizar la permanencia en el sistema educativo del alumnado.

Estudiantes de bachillerato, grados medios y superiores
Y es que estas becas se dirigen a los estudiantes de bachillerato, grados medios y superiores, así como de enseñanzas artísticas superiores, en la modalidad presencial que cumpliendo los requisitos económicos de la normativa de becas y ayudas de carácter general para estudios postobligatorios no universitarios del Ministerio competente en materia de educación, y los requisitos académicos necesarios para continuar sus estudios, no ha alcanzado la puntuación académica referida a la nota media o no ha superado la carga lectiva exigida en dicha normativa. Así, la Beca Adriano pretende facilitar la permanencia del alumnado en el sistema educativo, compensando la ausencia de ingresos de las familias.

Requisitos económicos y académicos
Para ello, los candidatos deberán reunir una serie de requisitos económicos y académicos detallados en la convocatoria, que varían en función de los estudios cursados así como de la renta y patrimonio familiar del solicitante.

Una vez finalizado el plazo, una comisión será la encargada de analizar cada una de las solicitudes para otorgar a cada beneficiario la beca, cuya cuantía es de 1.500 euros.

El objetivo es "evitar la exclusión y el abandono"
La Beca Adriano nace para atender las necesidades educativas y económicas de los alumnos que quedan excluidos de la convocatoria de becas y ayudas al estudio del Ministerio de Educación por el simple hecho de no haber alcanzado la nota establecida. El objetivo, asegura la Junta de Andalucía, es “evitar la exclusión y el abandono, evitando una diferenciación no justificada y favoreciendo la continuación de todo el alumnado en los estudios postobligatorios”.