Foto de familia de los alcaldes de la Ruta de Blas Infante, reunidos en el Hotel Gran Coto, de Matalascañas.
medio ambiente

Manifiesto de la Ruta de Blas Infante en defensa de Doñana

La asamblea de los ocho municipios de la red recupera ‘Los mandamientos de Dios a favor de los animales’, ideados por el padre de la patria andaluza

0
Vie, 30 Jun 2017

Los ochos municipios de la Ruta de Blas Infante han aprobado este 30 de junio, en el Hotel Gran Coto de Matalascañas, un manifiesto donde se reivindica la figura ecologista de Blas Infante y se aboga por la preservación del espacio único de Doñana y su comarca.

Por primera vez la Asamblea de la Ruta de Blas Infante ha tenido lugar fuera de un municipio de la misma tras su convocatoria hace tres meses “para analizar la situación de Doñana y promover desde la Ruta de Blas Infante la protección y el desarrollo sostenible de la comarca”.

De forma desinteresada el Hotel Gran Coto de Doñana, ha cedido sus instalaciones para el acto tan importante para la Ruta de Blas Infante y su propietario, Manuel Bajo, ha estado acompañando a los munícipes en este encuentro.

La asamblea de hoy se ha decidido impulsar acciones educativas y divulgativas sobre Doñana de forma coordinada en los ocho municipios y ofrecer ayuda a los municipios afectados por el incendio del pasado fin de semana, así como promover el voluntariado para la reparación del daño provocado.

El manifiesto

Este es el texto íntegro del 'Manifiesto en Defensa de Doñana':

"Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza, destacó por su labor socio-política en defensa del pueblo andaluz frente a la explotación, adelantándose en el tiempo, y por su conciencia que hoy llamaríamos ecologista, en defensa de la naturaleza y en contra de cualquier forma de maltrato animal.

Los mandamientos de Infante

Esto le lleva, por ejemplo, a elaborar “Los mandamientos de Dios a favor de los animales”, precisamente impresos en la provincia de Huelva mientras ejercía el notariado en Isla Cristina, o la “Plegaria del pájaro”. Donde algunos pasajes merecen la pena recordar, como la lectura de Los mandamientos de Dios en favor de los animales por Blas Infante:

1.- Amarás a los animales porque son como tú, criaturas vivas de Dios.

2.- No los matarás sino cuando esto sea necesario para tu vivir, porque con esta condición los puso bajo tu poder el Dueño de todas las vidas.

3.- No los atormentarás porque sufren. A fuerza de energía de amor se amansan.

4.- No te divertirás a costa de su dolor porque el dolor innecesario es el Enemigo de Dios sobre el Mundo.

5.- No los abandonarás cuando sean viejos, enfermos o inservibles, en consideración a los días en que te produjeron ayuda y goces; y porque siempre serán útiles para el aumento de tu propia bondad.

6.- Nunca harás daño a los animales que deben ser sagrados para el hombre, como los pájaros que salvan los frutos de los campos y que cantan la alegría de la creación.

7.- Antes de matar o martirizar a un animal, mírale fijamente hacia el fondo de sus ojos. La Piedad de Dios te mirará desde allí; y en el goce de esta piedad estará tu mejor premio.

8.- Elige, entre ser Amo y Providencia, Tirano y Rey. Dios te hizo Providencia y Rey de las criaturas inferiores, más débiles que tú.

9.- El hombre cruel con los animales lo será también con los mismos hombres. La crueldad es siempre una cosa misma, aun cuando cambie su objetivo.

10.- Dios ha condenado a sufrir en vida a los hombres y a los pueblos crueles porque sólo gozan los que aman. La voluntad cruel, que es su mismo vivir, será maldita para siempre por sus propios hijos, los hombres nuevos, que serán cada vez más humanos, fuertes y generosos.

Las propuestas

Recogiendo este sentir profundo de amor hacia la vida y la naturaleza, –prosigue el texto aprobado– queremos manifestar nuestro apoyo a la comarca de Doñana y su entorno frente a las agresiones que las multinacionales quieren imponer. Desde la Ruta de Blas Infante apostamos , por la recuperación de los usos tradicionales que desde tiempo inmemorial han venido realizándose en estas tierras, haciéndolo compatible con la preservación de sus valores, y no mantener el parque como una vitrina de museo; Doñana es su fauna, su flora, y está vivo también con sus gentes. Así su uso agroganadero debería ser sin duda articulado de una manera sostenible, al igual que el turismo, buscando flujos en los que confluyan todas nuestras energías. Doñana no puede convertirse en una reserva muerta y mucho menos en un almacén de peligrosas mercancías  y paso de conducciones que puedan ponerla en riesgo.

Siguiendo así con lo expuesto con anterioridad, los municipios –concluye el comunicado– que conformamos la Ruta de Blas Infante, como seguidores de su pensamiento, como representantes de la diversidad total de Andalucía, con espacios atlánticos y mediterráneos, de campiña y de sierra, de río y de interior, expresamos nuestra más firme condena al incendio a todas luces provocado y luchamos por una Andalucía orgullosamente verde, en comunión con la naturaleza, de la que su mejor ejemplo es Doñana, Parque Nacional, Parque Natural y Patrimonio de la Humanidad, pero llena de vida para los andaluces y todos aquellos que vengan a nosotros en esta tierra de acogida. ¡Viva Andalucía libre! ¡Viva Doñana patrimonio de la Humanidad!”.

 

Joaquín Recio es escritor y coordinador de la cooperativa editorial Atrapasueños.