Leequid

¿Por qué no interesan los súper atletas paralímpicos?

0
Mar, 13 Sep 2016

Los Juegos Paralímpicos de Río están demostrando dos cosas: Que los medios de comunicación no son justos y que las personas no son minusválidas, sino que cuentan con diferentes capacidades, pero son víctimas de nuestros prejuicios. Así queda patente ante la evidencia de que deportistas paralímpicos estén mejorando tiempos y marcas con respecto a los resultados de los juegos que todo el mundo considera “normales”.

¿Qué pasaría si compitieran todos juntos olímpicos y paralímpicos?

Los juegos paralímpicos comenazaron en 1960 y se consideraron un paso adelante en la normalización por la visibilidad e integración de todas las personas en la sociedad, aunque evidentemente, se estaba haciendo una segregación entre deportistas. Esto tiene su lógica para premiar a todos aquellos en función de su grado de esfuerzo o dificultar para competir según sus características físicas. De hecho, en una misma disciplina paralímpica hay varias categorías en función de los grados de discapacidad. Sin embargo, algunos atletas paralímpicos podrían competir contra cualquier otro deportista y vencerle.

Así ha pasado esta semana con Abdellatiff Baka, corredor de 1.500 metros con discapacidad visual leve que ha ganado el oro con un tiempo inferior (3:48.29) al Oro Olímpico Mathew Centrowitz (3:50.00), que hubiera perdido ante él. Lo mejor es que otros tres atletas paralímpicos de la misma serie, obtuvieron también mejores tiempos, el etíope Tamiru Demisse (3:48.49), el keniano Henry Kirwa (3:49.59) y el argelino Fouad Baka (3:49.84).

El intento de Pistorious

Un precedente cercano lo protagonizó Oscar Pistorious, cuando siendo amputado de ambas piernas se presentó a las clasificaciones para los juegos de 2008. Poseedor del récord paralímpico de 400 m, quedó a sólo 0,7 segundos de calificar. En 2012, con sus prótesis de carbono, logró la clasificación histórica para Londres, alcanzando las semifinales de 400 metros y el octavo lugar en el relevo 4 x 400.

¿Ha llegado la hora de unificar ambas competiciones?

A pesar de que los deportistas paralímpicos son superatletas, que no sólo luchan contra el crono y los elementos, sino contra sus propias capacidades y representan mejor que nadie el espíritu de superación y lucha; a pesar de que deberían ser nuestros héroes porque han de hacer en muchas ocasiones un doble esfuerzo, parece que a nadie le interesa verlo. Los juegos paralímpicos se realizan en el mismo lugar e instalaciones, pocas semanas después, pero ya no cuentan con la cobertura mediática que convierte a una olimpiada en el mayor espectáculo televisivo del mundo. ¿Por qué? No sabemos si el público volvería a otorgar récords de audiencia a las competiciones, simplemente porque las televisiones no le dedican el mismo tiempo en sus pantallas. Tan sólo el fantástico Channel 4 inglés apuesta fuerte desde hace años por ellos.

 

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=IocLkk3aYlk[/embedyt]

 

 

Viendo los resultados deportivos, no tiene ningún sentido, salvo que no queramos reconocer la realidad y mirar para otro lado, como hizo La URRS en 1980 rechazando albergar en Moscú la competición alegando que ellos no tenían ningún ciudadano con discapacidad.

Quizá haya llegado el momento de que ambas competiciones se fundan en una. En algunas pruebas podrán competir todos a la vez, en otras habrá categorías paralímpicas. Pero la audiencia sería compartida, los logros mejor valorados y sobre todo, se cumpliría de verdad el objetivo de la integración.

Mientras tanto, aplaudamos a los deportistas y a las empresas que les patrocinan aunque vayan a conseguir menos cobertura publicitaria. Porque son los verdaderos súper atletas y merecen ser reconocidos.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=auFDIeiOhXQ[/embedyt]