| ÚLTIMA HORA


    Política

La "estacionalidad" de la que tanto se burlaba el PP funciona menos cuando están en el Gobierno

La 'vice' desdeñó el año pasado la caída del desempleo en abril, cuando fue de 64.309 personas. - Ahora que apenas ha bajado en 6.632, desde el PP apuntan a un "cambio de ciclo"

0
Vie, 4 Mayo 2012

Hace ahora un año y como portavoz popular en el Congreso, Sáenz de Santamaría echaba por tierra la bajada del paro en 64.309 personas, apuntando que lo mismo ocurre en mayo y en junio porque "los días son más largos, las temperaturas más altas y el sol brilla más". "Eso se llama estacionalidad y no tiene nada que ver con lo que hacen ustedes. Lo que no es estacional es la incompetencia del Gobierno", denunciaba entonces la popular desde el Congreso. En la misma línea, Cristóbal Montoro decía hace doce meses ante aquella caída del paro de más de 60.000 que "descontando ese efecto de la estacionalidad, el paro, lamentablemente, ha vuelto a subir en España en 7.000 personas".

Ahora el PP habla de "acicate"...

Este viernes la imagen era muy distinta. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ahora vicepresidenta Sáenz de Santamaría se resistía a admitir que la caída del paro en el mes de abril en 6.632 datos era un mal dato ateniéndose al comportamiento histórico de ese mes. Este vez apelaba a poner los datos "en su justo contexto" que es de la recesión económica y anunciba que el Gobierno no iba a caer en "complacencia" ante esa caída del paro, asegurando que "acogemos las cifras como lo que son" y presentándolas como un "acicate" para nuevas reformas.

... e incluso de "cambio de ciclo"
Más lejos ha ido el portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, quien tras reconocer que los datos de caída del paro no son "los mejores" ha apuntado que confían en que "supongan un cambio de ciclo que debería consolidarse en mayo" y a lo largo de los próximos meses. Aunque quizá cuando gobierna el PP el sol brilla menos y la "estacionalidad" no se traduce automáticamente en miles de empleos como antes defendía Sáenz de Santamaría. O según las cuentas que hacía antes Montoro, restando el efecto de la estacionalidad, lo que queda de las reformas del Gobierno es un saldo de destrucción de empleo considerable.


Noticias relacionadas