Lorena Fernández Gallego, de 25 años, e Iván Trepiana Palao, de 30, fueron detenidos este miércoles tras acuchillar a la esposa del conocido periodista deportivo Paco González y a una hija ambos, de 19 años. La agresora le conocía de hace tiempo y podría estar obsesionada con él, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, que cree que puede ser la autora de unas amenazas que el locutor denunció hace unos meses.

Así lo han explicado a Efe fuentes de la investigación, que han relatado que hace unos meses Paco González presentó una denuncia por amenazas contra su entorno familiar, aunque sin especificar quién era el autor o autora porque no lo sabía. Los agentes investigaron estos hechos y llevaron a cabo vigilancias, pero no se detectaron seguimientos sospechosos a los familiares del periodista, según la misma fuente.

Maite y María, mujer e hija del periodista, fueron asaltadas en su coche poco después de haber dejado a otro hijo de la pareja en el colegio. María consiguió escaparse del vehículo y pedir ayuda. Gracias a la intervención del conductor de una furgoneta y un profesor del centro, Maite pudo ser también liberada. Los dos agresores consiugieron huír pero fueron detenidos poco después. Por el momento se le imputa tanto a ella como a su compinche un delito de homicidio en grado de tentativa, a la espera de determinar si tenían planeado un secuestro o simplemente asaltarles para robarles o asustarles.

En contra de lo que se pensó inicialmente, los dos arrestados no parecen toxicómanos, según las mismas fuentes, que han precisado que la mujer detenida fue traslada a un centro médico tras el arresto porque presentaba heridas leves provocadas durante el forcejeo. La Comandancia de la Guardia Civil en Madrid ha emitido un comunicado en el que señala que los detenidos no tenían antecedentes, contaban con un vehículo que habían estacionado en las proximidades del lugar de la agresión.

La esposa de Paco González ha tenido que ser intervenida quirúrgicamente en el hospital Puerta de Hierro porque una de las cinco heridas por arma blanca está en la zona del tórax, aunque su estado no reviste gravedad, mientras que la hija sufre lesiones leves.