El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha resuelto que Triana Martínez, imputada por la asesinato de Isabel Carrasco, no tenía que devolver los 6.583 euros que le reclamaba la Diputación de León. La sentencia, recogida por Diario de León, es firme y resuelve que el procedimiento administrativo por el que se reclamaba el dinero se encuentra caducado “al no constar la fecha de notificación de la resolución de 28 de junio de 2013, que acuerda la lesividad y la apertura del proceso contencioso”.

La Diputación de la que era presidenta Isabel Carrasco, demandaba la devolución de los pagos alegando que Triana Martínez los había cobrado de forma indebida ya que tenía una reducción del 30% de su complemento específico al desempeñar tareas privadas.

Triana Martínez está acusada por colaborar en el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, la popular Isabel Carrasco, cometido por su madre. Una de las razones que se barajaron para cometer el asesinato fue que la presidenta no cedió cuando Triana Martínez le pidió volver a trabajar en la diputación, de donde había sido cesada, así como una primera sentencia judicial que daba la razón a la Diputación y obligaba a pagar el dinero reclamado a Triana Martínez, poniendo en importantes apuros económicos a la familia.