Hace poco más de dos años, unos estudiantes de la Universidad de Santiago de Compostela, tal y como informó ELPLURAL.COM en su momento, denunciaron la actitud homófoba de un profesor de la Facultad de Magisterio. Estos alumnos hicieron público que Domingo Neira, entonces profesor de Didáctica y Profesión Docente, hacía comentarios del tipo "la homosexualidad es contagiosa" y que lo mismo que la pederastia, si bien puede tener un componente "congénito", en otras ocasiones se debe a que en algunos ambientes "también hay gente viciosa".

En sus libros
La denuncia de aquellos jóvenes también se refería a que Neira se servía en sus clases de algunos manuales escritos por él mismo en los que insistía en estas ideas. Los estudiantes, incluso, iniciaron una campaña de recogida de firmas para que los responsables de la institución académica, hasta entonces inactivos, tomasen medidas. Estas acciones fueron apoyadas por algunas formaciones políticas.

Suspensión y regreso
Al final, tras la presión pública y mediática, lograron que la Universidad de Santiago de Compostela decidiera expulsar y suspender de empleo y sueldo al profesor lo que quedaba de aquel curso (2013-2014). Sin embargo, al año siguiente y de manera incomprensible retomó su actividad docente, aunque impartiendo otra asignatura, lo que volvió a desatar las protestas de los estudiantes.

 



Escrache
Finalmente, ante la ausencia de más medidas contra Domingo Neira, el 13 de mayo del año pasado decidieron hacer un escrache al profesor organizado por la organización Xeira Mocidade, que consideraba insuficiente la sanción que se le había impuesto. Ante esa acción y tras las quejas de otros docentes, la universidad denunció dicho escrache resultando identificados tres jóvenes, tal y como ha informado el digital Praza Pública. Tras aquello, estos estudiantes se enfrentan ahora por "desórdenes públicos" a una petición de cinco meses de cárcel.

Lo curioso del asunto es que la Universidad de Santiago de Compostela parece que se posiciona con Domingo Neira, un profesor que cuando se hicieron públicos sus comentarios homófobos, además de justificarlos en unos paramétros "objetivos", según declaró en aquel momento a 'La Voz de Galicia', llegó a asegurar que no se ve así porque "no tengo problemas con los negros o los inmigrantes".