Rajoy se la jugó y perdió. Después de años de estrategia política, iniciada primero por Zapatero y continuada por el propio Rajoy, de insistir dentro y fuera de España que nuestro país y Grecia no eran lo mismo, el Presidente español fue el único jefe de gobierno y el único líder de la derecha europea que acudió a Atenas a hacer campaña electoral a favor de su partido hermano, el conservador Nueva Democracia que gobernaba hasta la derrota de este domingo. El problema no fue el mitin en sí, que se puede entender como solidaridad entre partidos conservadores, el problema es que completó su agenda con una rueda de prensa conjunta -no como líderes de un partido sino como jefes de gobierno- en la que Rajoy ensalzó y elogió las 'reformas' llevadas a cabo por ambos Gobiernos en ambos países.

Rajoy se 'pegó' a la derrota
Con su decisión de ser el único jefe de gobierno y el único líder de un partido político de la derecha europea de ir a Grecia a hacer campaña electoral, Rajoy asumió muchos riesgos. Prueba de ello es que el diario El País, ahora absolutamente en línea y elogioso con Rajoy y su gobierno, titulaba así: "Rajoy viaja a Grecia para apoyar a Samarás y asume los riesgos". Recordemos que El País tuvo el 'detalle' de ser el único periódico de España, junto al ABC, de no sacar en portada la salida de Bárcenas de la cárcel, así que si El País dice que asumió riesgos veremos ahora si explica las consecuencias.

Hay que recordar algunos datos, hasta el 14 de enero (en plena campaña electoral griega), ni el ex primer ministro Samarás había visitado oficialmente España ni Rajoy había visitado oficialmente Grecia. Ese viaje no era solamente un viaje de partido, fue un viaje oficial como Presidente del Gobierno con agenda realizada por Protocolo de la Moncloa. Reunión oficial en la sede el Gobierno griego y posterior rueda de prensa en la que Rajoy equiparó en todo momento a España con Grecia, que si las 'reformas', que si el éxito de las reformas, que si los dos gobiernos son serios y cumplen, que después de años duros tanto Grecia como España crecen y reducen el paro. Rueda de prensa conjunta del campeón y el subcampeón de Europa en paro (Grecia del 27% y España del 23%). De Samarás, el primer ministro derrotado, dijo tener "un gran respeto por su valentía y por sus logros" y le calificó como "un verdadero amigo, un socio de fiar y desde luego un verdadero líder".

Y Rajoy pegó a Podemos con Syriza
Tanto en Atenas como en Madrid el Presidente del Gobierno español ha arremetido contra Syriza vinculando además a este partido con Podemos. Calificativos como "populistas", "extremistas" o acusaciones de realizar promesas "que no se van a poder cumplir", propuestas "irresponsables" o "extremistas" son términos utilizados por Rajoy para definir a Syriza y a Podemos. Él y su partido han metido en el mismo saco a un partido que se ha quedado a tan solo dos escaños de la mayoría absoluta en Grecia y a otro que aún no tiene representación en el Parlamento español.