Esta semana ha tenido lugar la XIX edición Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Organizado por la  Asociación de Periodistas de Aragón (APA) y el Ayuntamiento de Huesca, durante tres días numerosos periodistas y responsables de medios de comunicación han reflexionado y analizado en este cónclave sobre la tremenda transformación digital que vive el periodismo en nuestros días. 

El Congreso de Periodismo Digital de Huesca también ha servido un año más como escaparate de proyectos innovadores. ‘Infamia’ es uno de los siete nuevos formatos que se han presentado en la cita que ha reunido a rostros de la información tan relevantes como Pepa Bueno, Montserrat Domínguez, Ignacio Escolar o Jesús Maraña.

'Periodismo del periodismo'
Se trata de una revista digital que utiliza el humor como arma crítica y que se presenta como un ejercicio de periodismo (y sátira, pero solo a veces) sobre el estado actual del periodismo; un proyecto de tres periodistas que ya no comen del periodismo y sin ánimo de lucro, que mantiene el espíritu más ‘underground’ y contestatario para presentarse como un medio que ama las noticias y odia a los medios”.

Denuncia machista

Entre una de sus múltiples funciones, ‘Infamia’ pretende hacer ‘periodismo del periodismo’, denunciando de este modo algunos casos de malas prácticas que se dan en medios de comunicación e instituciones.

Con este objetivo, y con motivo de la celebración del 8 de marzo, ‘Infamia’ ha publicado “tres situaciones reales” que mujeres periodistas han sufrido a lo largo de su vida profesional. 

Escrito por la periodista Alexandra Ramírez, una de esta historias aborda el caso de una periodista que acudió a una entrevista de trabajo para un puesto en el gabinete de prensa de un Ayuntamiento.

Desde ‘Infamia’ explican así lo ocurrido: 

“Es el alcalde, en este caso del Partido Popular, el que la recibe personalmente y el que se encarga de dejar claro desde el comienzo que es igual de guapa que en la foto del CV; un comentario que, como todas las mujeres exageramos, apenas incomoda y aporta muchísimo valor a la conversación… Sin acobardarse lo más mínimo, le muestra a la aspirante una foto de unos leones copulando al tiempo que le explica que “solo sobreviven los más fuertes”. Y tras este despliegue de sutilezas y elegancias, la entrevista acabó con un “¿has tenido muchos amantes?”, antes de que nuestra narradora huyese, deseando no volver jamás a vivir algo así y preguntándose a cuántas más habría entrevistado este tipo”.