Aunque admitiendo discrepancias, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha insistido esta mañana en que el PP “es un partido unido”. En una entrevista fácil concedida a Radio Nacional, Rajoy no ha querido entrar en polémica tras las últimas discrepancias en el seno del partido del que es presidente. “Entrar en discusiones del partido no aporta nada, no es mi gran preocupación”, ha repetido insistentemente.

También, y ante la reunión de la Junta Directiva Nacional mañana martes, el presidente ha asegurado que pedirá "el máximo esfuerzo y la máxima unidad" ante las próximas citas electorales que tienen que afrontar, y cuyas previsiones no son favorables.

Pero por mucho que Mariano Rajoy quiera evitar dar más repercusión a las “discrepancias” en su partido y repetir su mantra de la recuperación económica, los problemas no desaparecen solos, en todo caso se agrandan en año electoral.

El más sonado ha sido la ya vieja discusión entre dos pesos pesados del PP, su Secretaria General y Presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el Vicesecretario de Política Autonómica y Local, y ex presidente del PP andaluz, Javier Arenas.

Desde las elecciones andaluzas se han sucedido las acusaciones cruzadas entre los entornos de los dos políticos acusándose mutuamente de querer “desestabilizar” al Partido Popular o que “han convertido sus partidos en una guerra de familias o en una guerra de egos para subir escalones en política nacional”.

También en Madrid, Mariano Rajoy tiene un campo de batalla abierto con las frecuentes declaraciones de la candidata a la alcaldía Esperanza Aguirre, que no son ni mucho menos llamando a la calma. Su última aparición fue en una entrevista a EFE donde afirmó que “el PP no está ni mucho menos en su mejor momento”.

Otras cuestiones tratadas
El tema de los conflictos dentro del partido no ha sido el único candente tratado en la entrevista. Rajoy ha comentado que no tiene pensada aún la fecha de las elecciones generales pero ha señalado que su voluntad es “volver a ser candidato y presidente del Gobierno”.

Sobre los datos del paro del mes de marzo, el presidente del Gobierno está contento con ellos y ha vuelto a insistir en que tendencia ha cambiado y que se crearán un millón de empleos entre 2014 y 2015 y en la próxima legislatura se puede llegar a los 20 millones de ocupados.

Rajoy también ha sido preguntado por las nuevas formaciones políticas, las cuales el presidente considera que tienen el “beneficio de la duda” de los ciudadanos pero que “gobernar es muy difícil”.

Entrevista cómoda
La entrevista concedida a Radio Nacional ha sido cómoda para el presidente, que no es muy proclive a concederlas. Ésta ha sido la quinta que ha concedido el presidente en lo que va de año, frente a solo tres que realizó en 2014, dato que muestra el lavado de imagen que se busca desde el partido y el Gobierno ante el difícil año en el que se encuentran.

Además, Mariano Rajoy ha contado a su favor con los buenos datos del paro conocidos este lunes, a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa.